InicioSociedadCruzando el puente: un vídeo contra la barrera invisible que separa al...

Cruzando el puente: un vídeo contra la barrera invisible que separa al barrio del Guadalquivir

Cruzar el puente como símbolo contra el aislamiento social. La iglesia de Santa Luisa de Marillac, ubicada en el barrio del Guadalquivir, ha puesto en marcha una original iniciativa que pretende romper la barrera invisible que separa esta zona del distrito Sur, aislada por su ubicación y sus condicionantes socioeconómicos, del resto de la ciudad. El párroco Miguel David Pozo, el cantante cordobés Álvaro Vizcaíno y un numeroso grupo de menores del barrio participarán el próximo 2 de diciembre en la grabación de un videoclip que pretende tender un puente gracias a la música en el que se implique a vecinos del barrio y de toda Córdoba.

La iniciativa forma parte de un proyecto más amplio que se llama Isla Corazón en el que llevan trabajando desde hace meses inculcando valores positivos a niños en desventaja social a través del juego, de lo lúdico con actividades que tienen lugar durante el verano y los fines de semana, según explica Miguel David Pozo, que aboga por la solidaridad como forma de derrotar el aislamiento que provoca la pobreza.

El videoclip se dará a conocer el día 21 de diciembre

Por eso insiste en que «como ser solidario no tiene edad», esperan que cualquier persona que quiera colaborar en el videoclip acuda a la cita. «La grabación completa se lanzará probablemente al público el día 21 de diciembre«, adelanta, «y además de contar con Álvaro Vizcaíno, autor de la canción Cruzando el puente, incluirá colaboraciones de Lya y de Los Aslándticos».

Con el objetivo de movilizar a la ciudadanía, han empezado a difundir un vídeo en el que convocan a todos los cordobeses a acudir a la Puerta del Puente el próximo 2 de diciembre a las 11 horas para participar en este proyecto.

Merienda con el Papa Francisco

La parroquia ya está trabajando en otras actividades de cara a la Navidad. De hecho, según Miguel David Pozo, «hemos pedido al Papa Francisco a través de una carta que hemos entregado a su secretario particular que invite a los niños del barrio a merendar con él en Roma y estamos esperando respuesta». Sobre cómo llegarán hasta allí, el párroco asegura que «si nos invita, ya buscaremos fondos como sea para que puedan ir».

Más noticias
Noticias Relacionadas