InicioSociedadFrenaron el mayor contrabando de fósiles de la Argentina: había huevos de...

Frenaron el mayor contrabando de fósiles de la Argentina: había huevos de dinosaurios y la margarita más antigua del mundo

La Dirección General de Aduanas frustró en los últimos días lo que podría haber sido el contrabando cultural más grande de la historia Argentina. Según comunicó este martes, el organismo frenó a un hombre que había logrado sacar del país, y ya estaba en España, una colección de 6.400 fósiles con piezas de valor incalculable. Entre las piezas, estaba el fósil de una margarita más antiguo del mundo.

De acuerdo a la información que brindó el organismo, el hombre que intentó llevarse la enorme colección había apelado a sofisticados métodos de ocultamiento para sacar las piezas paleontológicas del país, bajo el pretexto de una supuesta mudanza a España. Se cree que algunas piezas provienen de otros países, y que Julián Corsolini, el acusado, habría ingresado a la Argentina de contrabando.

El disparador del operativo fue una advertencia hecha a las autoridades de Río Negro por vecinos de Corsolini, que habían notado movimientos extraños. Sin embargo, cuando el aviso llegó a la Aduana, los bienes ya habían salido del país con destino a España.

Por ello, la Dirección General de Aduanas emitió una alerta internacional, solicitando a la Aduana de España la detención e inspección exhaustiva de los contenedores.

 6.400 fósiles de incalculable valor patrimonial que habían llegado a España ocultos en contenedores enviados desde la provincia de Río Negro. / Telam 6.400 fósiles de incalculable valor patrimonial que habían llegado a España ocultos en contenedores enviados desde la provincia de Río Negro. / TelamLas piezas secuestradas a un hombre que intentó contrabandear una enorme colección fósil. Fotos AduanaLas piezas secuestradas a un hombre que intentó contrabandear una enorme colección fósil. Fotos AduanaFue el organismo español el que envió luego especialistas en bienes culturales al puerto de Valencia, que comprobaron la presencia de más de 6.400 piezas de restos fósiles. Para esconderlos, Corsolini había apelado a dobles fondos y revestimientos de yeso y otros materiales, de manera que no fueran discernibles a simple vista.

En el país, la exportación legal de piezas paleontológicas y arqueológicas requiere el aval del Museo Argentino de Ciencias Naturales Bernardino Rivadavia y el Instituto Nacional de Antropología y Pensamiento Latinoamericano (INAPL), respectivamente, establecidos como autoridades de aplicación por la Ley N° 25.743.

Las piezas secuestradas a un hombre que intentó contrabandear una enorme colección fósil. Fotos AduanaLas piezas secuestradas a un hombre que intentó contrabandear una enorme colección fósil. Fotos Aduana  La Dirección General de Aduanas (DGA) evitó el contrabando de 6.400 fósiles de incalculable valor patrimonial /Telam La Dirección General de Aduanas (DGA) evitó el contrabando de 6.400 fósiles de incalculable valor patrimonial /TelamEsos bienes culturales secuestrados carecían de sus certificaciones, por lo cual la maniobra indebida constituye una transgresión a los artículos 610 y 954 del Código Aduanero, además de la Ley N° 19.943, de Bienes Culturales, informó la Aduana.

Una vez que los bienes culturales retornaron a la Argentina, profesionales del CONICET del Museo Bernardino Rivadavia y el INAPL certificaron su autenticidad. Así, se constató que en la enorme colección de más de 6.400 piezas había ejemplares de destacadísimo valor histórico, como por ejemplo, el fósil de la flor margarita más antiguo del mundo, de unos 47 millones de años.

Las piezas secuestradas a un hombre que intentó contrabandear una enorme colección fósil. Fotos AduanaLas piezas secuestradas a un hombre que intentó contrabandear una enorme colección fósil. Fotos Aduana  La Dirección General de Aduanas (DGA) evitó el contrabando de 6.400 fósiles. / Telam La Dirección General de Aduanas (DGA) evitó el contrabando de 6.400 fósiles. / TelamTambién había huevos de dinosaurio, el esqueleto completo de un hadrosaurio, un amonite de más de 20 centímetros de diámetro e incluso, como en la película Jurassic Park, múltiples piezas de ámbar, de millones de años, con insectos preservados en su interior.

La colección fue entregada a la Provincia de Río Negro, de donde proviene la mayoría de las piezas. Durante el acto de entrega de los bienes, realizado en el Museo Bernardino Rivadavia, Guillermo Michel, director general de Aduanas, afirmó: “Estamos ante el mayor secuestro de bienes culturales de la historia argentina y es un orgullo poder devolver nuestro patrimonio a su lugar de origen. Agradezco enormemente la colaboración del Museo, el INAPL y la aduana española, que han sido determinantes en la recuperación de las piezas”.

Las piezas secuestradas a un hombre que intentó contrabandear una enorme colección fósil. Fotos AduanaLas piezas secuestradas a un hombre que intentó contrabandear una enorme colección fósil. Fotos AduanaEn el análisis y clasificación del material intervinieron la Dirección General de Aduanas, el Museo de Ciencias Naturales Bernardino Rivadavia, el INAPL, el Departamento de Protección del Patrimonio Cultural de INTERPOL, la Gendarmería Argentina, la Dirección Nacional de Bienes y Sitios Culturales del Ministerio de Cultura y de la Nación y la Brigada de Control Ambiental del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

Más noticias
Noticias Relacionadas