InicioEconomíaMiguel Pesce defendió las Leliq y evitó hablar de la brecha y...

Miguel Pesce defendió las Leliq y evitó hablar de la brecha y la inflación

El presidente del Banco Central , Miguel Ángel Pesce, habló ayer a través de una nota publicada en el sitio oficial del banco. “Letras de liquidez, problema u oportunidad”. Básicamente se trata de un texto donde argumento a su juicio por qué el instrumento de las Leliq sirven para evitar que la inflación siga subiendo, no generan más déficit fiscal y por qué la clave pasa por aumentar la demanda de crédito en los próximos años en lugar de reestructurar esta deuda o canjearla como sugieren quienes están a favor del plan de dolarización que plantea Javier Milei. Asimismo, Pesce habló de la restricción externa como limitante del crecimiento pero no dijo nada que la diferencia de 130% entre los tipos de cambio generan incentivos para no liquidar divisas.

El titular del banco entonces aseguró ayer que los cerca de $15 billones que la autoridad monetaria tiene como principal pasivo, las llamadas Letras de Liquidez (Leliq), preservan el valor relativo del ahorro y son “una oportunidad” para desarrollar el mercado de capitales local, y aseguró que asimilar su remuneración “al déficit fiscal es un error que puede conducir a políticas equivocadas”. En documento público difundido esta tarde, titulado “Leliq, problema u oportunidad”, Pesce señaló que el volumen de las Leliq son la consecuencia del “desbalance entre la capacidad prestable y la demanda efectiva de crédito”.

En ese sentido, el presidente del BCRA explicó que los bancos cuentan con depósitos en pesos por el orden de los $35 billones, de los cuales $18 billones son colocaciones a plazo fijo y $12 billones son préstamos al sector privado.

“A los efectos de canalizar los excedentes de liquidez y evitar que afecten negativamente a las tasas de interés, en especial las tasas pasivas (plazos fijos), el Banco Central interviene absorbiendo la diferencia a través de las Leliq, que alcanzan los 15 billones de pesos”, detalló Pesce.

En ese sentido, aseguró que la tasa de interés que paga el Banco Central por las Leliq remunera a los bancos por los intereses que, a su vez, están obligados a pagar a los ahorristas y a las empresas tasas mínimas determinadas por la propia autoridad monetaria.

“De esta manera, se busca preservar el valor relativo del ahorro”, afirmó Pesce.

Y agregó: “La forma virtuosa de resolver este desbalance entre capacidad prestable del sistema bancario y demanda de crédito es que el ahorro de empresas y familias se canalice hacia la inversión productiva”.

De cara al futuro, dijo que la restricción externa -falta de dólares- que hoy limita a la Argentina se superará “gracias al dinamismo exportador de sectores estratégicos tales como el petróleo y el gas, la minería, la agroindustria y los servicios basados en el conocimiento”.

Llegado ese momento, dijo, “el financiamiento bancario será fundamental para impulsar el sendero de desarrollo”.

“Para ello, es necesario preservar el valor del ahorro y desarrollar un mercado de capitales y financiero doméstico profundo y transparente. Asimilar la remuneración a las Leliq al déficit fiscal es un error que puede conducir a políticas equivocadas, impidiendo la futura aplicación del ahorro local a la inversión productiva y al financiamiento del consumo”, cerró el titular del banco.

Más noticias
Noticias Relacionadas