InicioPolíticaCristina Kirchner, la gran ausente del Debate presidencial

Cristina Kirchner, la gran ausente del Debate presidencial

Síntoma del cambio época, Cristina Kirchner ni siquiera fue mencionada durante el primer debate presidencial que protagonizaron los cinco candidatos que competirán en las elecciones generales del 22 de octubre. Alberto Fernández, corrido de la campaña del oficialismo y con una agenda de gestión de baja intensidad, apenas fue nombrado en una ocasión, y de manera crítica, por la representante de la izquierda, Myriam Bregman.

El cruce de los postulantes que buscan suceder a Alberto Fernández resultó medido y sin grandes polémicas. Pero resultó llamativo que ninguno de los cuatro representantes de la oposición mencionara a la actual Vicepresidenta o ni siquiera se hiciera eco de su situación procesal después de las últimas resoluciones de la Corte Suprema que, a la postre, reabrieron causas que la tienen como procesada, como Hotesur-Los Sauces y la devenida del denominado Pacto con Irán.

Tampoco la agrupación La Cámpora o su líder, Máximo Kirchner, fueron parte de los cruces de los presidenciables que se registraron el domingo por la noche en un coqueto establecimiento de Santiago del Estero.

De este modo, la exmandataria, que supo ocupar el centro de la escena política durante años, resultó «ignorada» por los postulantes a la primera magistratura que debatieron en la capital santiagueña. Si bien es cierto que la titular del Senado no es candidata «a nada» en este turno electoral sí mantiene un contacto fluido con Sergio Massa por la orientación de la campaña del oficialismo.

También estuvo presente en las negociaciones que mantuvieron el fin de semana los referentes de Unión por la Patria, que terminaron con las renuncias de Martín Insaurralde tanto a la jefatura de gabinete bonaerense como a su candidatura a ocupar un escaño en el Concejo Deliberante lomense.

Sólo la presidenciable del Frente de la Izquierda y los Trabajadores (FIT) mencionó al Presidente al hacer referencia al «desastre del gobierno de Alberto Fernández». En los hechos, el jefe de Estado se encuentra en un segundo plano de la gestión y fueron varios los participantes que hicieron notar a Massa su responsabilidad en el devenir de la actual crisis socio-económica porque desde hace meses se desempeña como una suerte de «presidente en ejercicio».

En tanto, el gobernador cordobés Juan Schiaretti fue el que más trajo a Mauricio Macri a la escena al recordar que durante el paso del fundador del PRO por la Casa Rosada no avanzaron las obras públicas planificadas en esa provincia y que previamente la Nación se había comprometido a ejecutar.

Más noticias
Noticias Relacionadas