InicioSociedadMuchos médicos “están pensando en dejar de atender por obras sociales”

Muchos médicos “están pensando en dejar de atender por obras sociales”

La inflación continúa haciendo estragos en el sector de salud y tanto los profesionales médicos con sus prestaciones como las obras sociales con las coberturas se ven altamente afectados. En este contexto, médicos en todo el país, analizan la posibilidad de dejar de atender mediante obras sociales, debido al desfase de los pagos

El doctor Ubaldo Astrada, secretario de Obras Sociales de la Confederación Médica de la República Argentina (COMRA), dialogó con FM de las Misiones y afirmó que la tendencia actual entre los profesionales médicos es la mencionada: “Forma parte de un síntoma más de la patología que tiene en este momento el sistema de salud. Es una denuncia que se viene haciendo hace muchos años, desde las entidades a nivel nacional que agrupa a muchos médicos del país”, comenzó diciendo el profesional.

Asimismo, explicó que los ingresos que tienen las obras sociales y prepagas siempre están por detrás de los egresos que se hacen para ofrecerle las prestaciones de salud a los afiliados de estas entidades.

“En muchos casos las obras sociales sindicales que tienen poca cantidad de afiliados no son viables y tienen que estar permanentemente financiadas por el estado a través de subsididos mensuales para cumplir con las prestaciones”, agregó.

Uno de los inconvenientes que mencionó, se trata de las prestaciones del colectivo de discapacidad , que “por el mismo monto se le fueron agregando” a las obras sociales y “que no están contempladas en formas primarias”.

Además, sostuvo que “de a poco se ha ido deteriorando y en el ultimo tiempo, a través de la inflación, se ven mermados en forma muy importante los ingresos que tienen los prestadores, en especial médicos, donde hay muchos que tienen insumos a valor dólar”.

En este contexto, cada vez que tienen que reponer sus insumos para seguir trabajando, los profesionales se encuentran con que no les cierran los números.

Astrada fue claro y sostuvo: “Más que dejar de atender a una obra social, hay muchos colegas que están pensando en dejar de atender por obras sociales. De hecho hay algunas provincias como Mendoza que han mandado notas a los prepagas diciéndoles que no atenderán más por obras sociales”. 

Asimismo añadió: “En Entre Ríos, la federación va hacer una denuncia por lo convenios, es decir ‘hasta acá llegamos’. Van a proponer un aumento importante de las prestaciones y disminución en el tiempo de pago de las mismas. Si se pueden armar los contratos nuevamente con estas condiciones lo harán, y sino, no tendrán más contratos con quienes no acepten. Esto es extraoficial”.

¿Cuál es la situación en Misiones?

“Acá en Misiones, tenemos todos los días llamados de diferentes colegas donde nos están permanentemente informando de situaciones que se les dan, porque hay obras sociales que el médico factura una serie de prestaciones y hasta que cobran, pasan 60 días, y resulta que lo que él prestó no se le paga. Hay que volver a tomar la documentación, refacturarla y enviarlo de nuevo. Eso demanda otros 60 días, lo que queda en 120 días, a un valor de prestación fija, que con esta inflación no rinde”, explicó el secretario.

Respecto a la posibilidad de que los profesionales misioneros dejen de atender por obras sociales, dio su punto de vista y dijo: “Yo creo que a la larga se va a dar”.

“Tienen que atender X cantidad de pacientes para recién cubrir los gastos, ese es el problema, uno comienza a trabajar y va a pérdida”, agregó.

También, remarcó que el sistema sanitario argentino “está haciendo agua por todos lados”, ya que en ocasiones, las medidas que se toman son totalmente desacertadas: “De lo que son obras sociales  sindicales, el aporte viene de lo que se descuenta al afiliado y al patrón, en la medida que hay trabajo en negro, disminuyen los aportes. Entonces las obras sociales están teniendo disminución en sus ingresos también“.

Por último, remarcó que actualmente hay muchas prestaciones donde el médico especialista necesita insumos y a veces se le pide al paciente que cubra ese gasto para la prestación. “Por ejemplo, hoy hablaba con los ginecólogos que utilizan un desinfectante que era barato. El mes pasado fueron a comprar y estaba 2.000 pesos, hoy está 5.000. Y así todo”, expresó Astrada.

Más noticias
Noticias Relacionadas