La compra de Activision por parte de Microsoft corre peligro: la FTC quiere bloquearla por monopólica

El gigante tech había anunciado la adquisición de la creadora de Call of Duty por casi 70 mil millones de dólares. La Comisión Federal de Comercio (FTC) presentó una demanda este jueves para bloquear la adquisición por parte de Microsoft de la editorial de videojuegos Activision Blizzard por 69 mil millones de dólares. Es por…

la-compra-de-activision-por-parte-de-microsoft-corre-peligro:-la-ftc-quiere-bloquearla-por-monopolica

El gigante tech había anunciado la adquisición de la creadora de Call of Duty por casi 70 mil millones de dólares.

La Comisión Federal de Comercio (FTC) presentó una demanda este jueves para bloquear la adquisición por parte de Microsoft de la editorial de videojuegos Activision Blizzard por 69 mil millones de dólares. Es por considerar que consolidarían un monopolio.

La FTC alegó así que el acuerdo masivo permitiría al gigante tecnológico suprimir a sus competidores en los juegos. Activision es propietaria de títulos enormemente populares como Candy Crush y Call of Duty, y su adquisición podría impulsar a Microsoft en su competencia con los fabricantes japoneses de consolas Nintendo y Sony.

La demanda representa el esfuerzo más significativo de la FTC para frenar la consolidación en la industria de la tecnología desde que la destacada crítica tecnológica Lina Khan se convirtió en presidenta de la comisión, y se esperaba que marcara el comienzo de una nueva era de aplicación de las normas antimonopolio caracterizada por la voluntad de presentar casos ante los tribunales en lugar de buscar acuerdos con las empresas.

La demanda de la FTC contra Microsoft podría frustrar las ambiciones de la compañía de convertirse en un verdadero monstruo de la industria. La comisión lo decidió el jueves en una votación de línea partidaria para presentar la demanda en un tribunal administrativo, con los tres demócratas a favor de la demanda y un republicano en contra.

Microsoft no ha visto una amenaza regulatoria tan grave para su negocio en más de dos décadas, cuando el Departamento de Justicia presentó una histórica demanda antimonopolio contra la empresa que la atrapó en años de batallas legales.

Después de que ese caso se resolviera en 2002, Microsoft había evitado en gran medida el deslumbramiento antimonopolio centrado en rivales tecnológicos como Facebook, Google, Apple y Amazon, hasta la propuesta de adquisición de Activision, el acuerdo más grande en la historia de Microsoft.

La intención de compra: una fusión brutal Call of Duty, uno de los videojuegos más populares del mundo. Foto Activision Desde que anunció su intención de comprar Activision en enero, Microsoft ha anunciado una serie de políticas y acuerdos destinados a mostrar a los reguladores que el acuerdo no le daría una ventaja injusta en el mercado del juego ni perjudicaría a los trabajadores.

El martes, cuando era evidente que la agencia estaba a punto de tomar una decisión sobre si bloquear o no el acuerdo, Microsoft anunció que llevaría la franquicia Call of Duty a Nintendo Switch, un rival de Xbox. Anteriormente había dicho que “Call of Duty” estaría disponible en la Playstation de Sony.

El presidente de Microsoft, Brad Smith, anticipó la defensa de la compañía en un artículo de opinión del Wall Street Journal esta semana, advirtiendo que una demanda de la FTC contra el acuerdo “perjudicaría a la competencia, a los consumidores y a miles de desarrolladores de juegos”.

Activision actualmente pone sus juegos populares a disposición de 154 millones de usuarios activos mensuales en todo el mundo en una variedad de consolas de videojuegos, computadoras, teléfonos y tabletas, según un comunicado de prensa de la FTC sobre la denuncia.

Pero la FTC alega que si el trato se cerrara, eso podría cambiar. Microsoft tendría la capacidad de frustrar a los competidores reteniendo por completo estos juegos de los sistemas de juego de la competencia, o manipulando los precios y degradando la calidad del juego en las consolas rivales.

Ventaja sobre la competencia Uno de los principales reclamos tiene que ver con la competencia con Playstation y Nintendo. Foto EFE Así, la demanda advierte que el acuerdo no solo podría darle a Microsoft una ventaja en las consolas, sino también una ventaja injusta en los juegos más incipientes, como los juegos por suscripción y los juegos en la nube, según un funcionario de la FTC, que habló bajo condición de anonimato con el medio Washington Post.

El negocio de juegos de Microsoft, Xbox, ganó 3.6 mil millones de dólares en el trimestre que finalizó en septiembre. Las consolas Xbox están detrás de los fabricantes de consolas japonesas rivales Sony y las compañías de Nintendo en ventas, dijo la compañía a un regulador antimonopolio del Reino Unido en octubre.

“Microsoft tiene un historial de adquirir contenido de juegos y luego usarlo para aplastar a la competencia de los fabricantes de consolas rivales, según la FTC”, argumentó el Post. La agencia citó la adquisición del desarrollador de juegos Zenimax por parte de Microsoft, y dice que la subsidiaria de la compañía hizo títulos que incluyen Starfield y Redfall exclusivos para dispositivos de Microsoft a pesar de las garantías anteriores a los reguladores europeos.

“Microsoft ya ha demostrado que puede retener contenido de sus rivales de juegos y lo hará”, dijo Holly Vedova, directora de la Oficina de Competencia de la FTC, en un comunicado de prensa. “Hoy buscamos evitar que Microsoft obtenga el control de un estudio de juegos independiente líder y lo use para dañar la competencia en múltiples mercados de juegos dinámicos y de rápido crecimiento”.

La Unión Europea anunció el mes pasado que había abierto una investigación sobre el acuerdo, advirtiendo que Microsoft “podría bloquear el acceso” a los juegos de Activision.