Tras los pasos de la vanguardista Patricia Stokoe, en “Vikinga”

Szperling: Una de las premisas fue transmitir al espectador las sensaciones que se sienten al bailar” / Foto: Maximiliano Luna “Vikinga” es la nueva película de la directora, bailarina y escritora Silvina Szperling, en la que intenta indagar sobre la vida de Patricia Stokoe, pionera de la expresión corporal y que abrió paso a un…

tras-los-pasos-de-la-vanguardista-patricia-stokoe,-en-“vikinga”

Szperling: Una de las premisas fue transmitir al espectador las sensaciones que se sienten al bailar” / Foto: Maximiliano Luna “Vikinga” es la nueva película de la directora, bailarina y escritora Silvina Szperling, en la que intenta indagar sobre la vida de Patricia Stokoe, pionera de la expresión corporal y que abrió paso a un sinfín de disciplinas moderas a través de la danza, y que a partir de mañana se podrá ver en el cine Gaumont.

“La idea surgió en ocasión de presenciar una obra llamada ‘La casa habitada’, que se realizaba en el estudio de Patricia Stokoe. Al volver a ese lugar de mi infancia y adolescencia, el cual increíblemente se mantenía intacto, surgió un vendaval de recuerdos y emociones que me hicieron desear contar la historia de Patricia y de muchas que habitamos ese lugar y compartimos esas experiencias tan formativas”, dijo Szperling a Télam.

La realizadora tiene un puñado de cintas, elegidas casi con nariz de sommelier, sobre el mundo de la danza y universos no tan conocidos para el gran público. “Reflejo Narcisa”, ganó Mención Especial del Jurado en el festival FEM CINE Chile. También cuenta con las cintas “Danza problemática y febril” y “Escrito en el aire, la obra de Oscar Araiz”.

“Mi percepción de Patricia -explicó- se complejizó muchísimo, al enterarme de tanta información sobre su vida anterior a que yo la conociera: su infancia en el campo argentino en total contacto con la naturaleza y los animales. Comprendí que la fortaleza que percibíamos de ella como alumnas tenía un trasfondo de haberse sobrepuesto a grandes desafíos. Comprendí también más cabalmente su posición política, tan militante”.

Szperling es docente y se la considera pionera del videodanza en Argentina y América Latina. / Foto: Maximiliano Luna Stokoe tuvo una “rígida” educación británica como pupila, y durante la Segunda Guerra Mundial vivió en Londres, a donde fue a estudiar danza al Royal Ballet y comenzó su carrera como bailarina profesional.

Para este trabajo, Szperling contó con la colaboración de la hija de Patricia, Déborah Kalmar, quien “estuvo muy dispuesta a recorrer ese proceso de evocación” y le habilitó a la directora material de archivo, además aparecer en el documental con su testimonio.

“La metodología de enseñanza, su didáctica, ha sido un gran sostén para mi labor docente y como directora artística. Y la curiosidad permanente, ese espíritu lúdico de investigación que la caracterizaba y nos contagiaba a todes.”Silvina SzperlingDirectora del Festival internacional VideoDanzaBA, desde 1995. Szperling es docente y se la considera pionera del videodanza en Argentina y América Latina. En el filme, recurre a fotografías y audios de Stokoe, que se entremezclan con coreografías actuales de exalumnas, como también de niñas que dan sus primeros pasos en la danza.

Télam: Desde que empezaste tu relación con la danza hasta hoy, ¿qué rol ocupó Patricia en tu formación a lo largo de tu carrera?

Silvina Szperling: Un rol fundamental y fundante. En primer lugar, el despertar de una vocación por la danza. En segundo lugar, una estructura de conocimientos tan profundos y abarcativos provenientes desde las ciencias sociales, la anatomía, la educación por el arte, que me dieron sustento más allá de lo específico del movimiento corporal. Una tridimensionalidad sobre el fenómeno de la danza que no era para nada común en aquellos años. La metodología de enseñanza, su didáctica, ha sido un gran sostén para mi labor docente y como directora artística. Y la curiosidad permanente, ese espíritu lúdico de investigación que la caracterizaba y nos contagiaba a todes.

T: ¿Cómo pensaste la película, teniendo en cuenta la unión del cine, la investigación documental y la representación de la danza?

SS: Se trata de un universo fascinante que me permite atravesar las barreras entre los géneros tradicionales. Una de las premisas fundamentales desde la gestación fue intentar transmitir al espectador las sensaciones que se sienten al bailar. Era importante que una cantidad de información llegara al espectador y guiara desde las voces de los protagonistas la invocación de la figura de Stokoe. Y al mismo tiempo, no perder el costado poético.

Creo que se trató de un equilibrio que tuvimos que recorrer en un arduo proceso de montaje con Álvaro Artero que tuvo momentos de dificultad y hubo que tomar decisiones drásticas.

T: En un momento, una entrevistada señala que hoy los estudiantes de los diferentes estilos de danza dicen que lo que hizo Patricia es lo que hoy se hace en, por ejemplo, danza contemporánea. ¿Creés que estos estilos hubieran existido sin el trabajo pedagógico de Patricia? ¿Cuál fue el aporte de ella?

SS: No sé si se puede afirmar que no hubiera ingresado la improvisación a la danza contemporánea, dado que no es Patricia Stokoe la única que trabajaba con esa premisa, están María Fux y Lola Brikman, entre las referentes argentinas que han hecho aportes importantes en esta materia. De todos modos, creo que el aporte fundamental de Patricia y su discípula Perla Jaritonsky (entre otras) fue que la Expresión Corporal ingrese a la educación pública argentina. Lo que diferenció el aporte de Patricia en términos pedagógicos fue su gran sistematización, la reflexión sobre el propio trabajo que se concretó en libros, el diseño de programas educativos, la conciencia de que para transmitir algo la inspiración no era suficiente. Hubo un propósito consciente de alejarse del paradigma del artista romántico como genio alejado de la sociedad y también de cuestionar las situaciones jerárquicas y competitivas en la enseñanza del arte. Era mucho más importante compartir e integrar que competir y escindir.