Albornoz, el Puma que tras sus dos primeros partidos y un try épico palpita el choque ante Nueva Zelanda

La secuencia que publicó en su Instagram define lo que Tomás Albornoz vive por estos días. En el posteo se lo ve cruzar el arco que conduce desde los vestuarios al campo de juego en Mendoza. Por fin debutó en cancha con la Selección argentina de rugby. Su primer cap con Los Pumas. El entrenador…

albornoz,-el-puma-que-tras-sus-dos-primeros-partidos-y-un-try-epico-palpita-el-choque-ante-nueva-zelanda

La secuencia que publicó en su Instagram define lo que Tomás Albornoz vive por estos días. En el posteo se lo ve cruzar el arco que conduce desde los vestuarios al campo de juego en Mendoza. Por fin debutó en cancha con la Selección argentina de rugby. Su primer cap con Los Pumas. El entrenador Michael Cheika lo confirmó y el día de la paliza ante Australia, Cepillo reemplazó a Cordero en tiempo cumplido.

“Me dicen Cepillo porque cuando era chico siempre me pelaba y me crecía el pelo para arriba, como un cepillo”, le cuenta a Clarín otra vez pelado a cero: sus compañeros se encargaron del bautismo por su estreno. Pero volvemos a la publicación de su Instagram. En la siguiente foto, una semana después, vuela al try en San Juan donde le tocó entrar un minuto antes del final y le alcanzó para apoyar en el ingoal australiano y darle la puntada final a un partido histórico.

Ahora está en Australia junto a los otros 32 convocados para afrontar ante Nueva Zelanda las fechas 3 y 4 del Rugby Championship, certamen que encabezan junto a los Wallabies. Los viajes no le permiten llevar la licenciatura en Administración como quisiera. “Si me dan los tiempos aprovecho para hacer algún práctico o ponerme al día para poder rendir más adelante”, detalla.

Albornoz es el Puma 885 y cuando regrese de la gira cumplirá 25 años. Su origen deportivo está en Tucumán Rugby Club, de la provincia en la que nació. Desde 2021 juega en Benetton de Italia, club en el que renovó su vínculo recientemente hasta 2024. El apertura había sido convocado en 2020 por el entonces entrenador principal Mario Ledesma, pero no había hecho otra cosa que entrenar. Fue Cheika quien lo sentó por primera vez en el banco y bajo su conducción los primeros dos caps y el try del partido épico. Entre sus características se destaca la habilidad con los pies y lo escurridizas que resultan sus carreras.

Albornoz festeja con Thomas Gallo, también tucumano y compañero en Benetton. Foto Marcelo Carroll

El tucumano es un nuevo conocido entre Los Pumas. Varios de sus compañeros en Italia ahora lo son también en el seleccionados. Nahuel Tetaz Chaparro y Thomas Gallo, por caso, comparten ambos vestuarios. Antes de la pandemia, jugó dos partidos de Super Rugby con Jaguares en la Superliga Americana de Rugby. Sumó experiencia en las franquicias Ceibos y Jaguares XV y fichó en cinco partidos en el Mundial M20 y quedó en el radar de Los Pumas. Lo que sigue en el sueño que vive, es la responsabilidad de formar parte del grupo que intentará hacer valer ante los All Blacks su presente.

“Contra ellos no podemos cometer errores, porque te lo hacen pagar muy caro”, le admitió Albornoz a Clarín, casi con pudor. No estaba, más allá de su fantasía y ambición, la posibilidad de que fuera él quien ofreciera como protagonista sus impresiones de cara a una serie de la magnitud que se avecina. Pero se lo nota preparado, del mismo modo que entró ante los australianos. “Sabía que tenía que estar preparado para cualquier cosa, el partido se podía dar como en Mendoza o en San Juan”, se jactó.

Los Pumas se encuentran en Australia desde el lunes y permanecerán allí una semana, para luego viajar a Nueva Zelanda, donde enfrentarán a la selección local por la tercera y cuarta fecha del Rugby Championship. La realidad es que las posiciones tienen al equipo de Cheika al frente y a la superpotencia oceánica en el último escalón e inmerso en una profunda crisis. La Argentina intentará sostener -primero el sábado 27 de agosto en Orangetheory Stadium de Christchurch y una semana después en Waikato Stadium de Auckland-, la cara que le permitió el resonante triunfo ante los Wallabies en el estadio sanjuanino.

“Creo que de la misma manera que lo preparamos contra Australia, lo tenemos que hacer con los All Blacks. Va a ser un partido muy duro, como el de Australia, pero lo vamos a preparar mental y físicamente para tener un gran partido en Nueva Zelanda”, se esperanzó Albornoz.

Antes o después de los entrenamientos, Albornoz tiene un ritual que comparte. “Me gusta mucho juntarme a tomar mate con los chicos, se arman lindas charlas”, distingue. Cuando no es en grupo y no hay charla, los toma solo frente a la pantalla. “Me gusta ver series”, suelta como definición.

Una cuestión mental  Albornoz resaltó un aspecto fundamental: la mentalidad. Es el complemento con la plenitud física, en la que Cheika no encuentra mayores problemas. El punto más bajo de Los Pumas es la concentración, todo lo que pasa por la cabeza y no por los músculos. De ese modo –y a su manera- el entrenador explicó la derrota categórica del primer partido ante Australia.

“Más allá del juego, la mentalidad que tuvimos en el segundo partido fue otra. Nos preparamos para eso porque la semana pasada habíamos tenido buenas fases de juego, pero creímos que el problema era mental y lo trabajamos”, remarcó.

Albornoz, con la 22 en la espalda, ya cerró el partido con su try: sus compañeros lo tacklean para festejar. Foto AFP

Y en ese aspecto, el de la fortaleza psicológica, Albornoz expone la clave. “Creo que es algo que se labura individual y en grupo, hablando las cosas. En los momentos que nos caemos, hablamos de cómo salir adelante. Contra Australia, en el segundo partido tuvimos un par de baches y lo pudimos sacar por todo lo que trabajamos en la semana”, evocó el resonante triunfo.

“La mentalidad en este juego es muy importante y la convicción de cada uno de los 15 que están en cancha de salir adelante es fundamental y creo que lo logramos”, resumió el apertura tucumano.

Al evocar lo que fue su debut en el in goal, Albornoz admitió no haber soñado con protagonizar una jugada como esa. “La verdad que no me imaginaba un partido como ese, ni la posibilidad de apoyar. Fue increíble y estoy muy contento por el equipo, porque logramos lo que buscamos desde el minuto cero”, festejó.

“Sabíamos la calidad de jugadores de Australia, de cómo juega y hace jugar (James) O’connor . Había que hacer un gran partido por afuera y comprometerse en defensa y se vio eso, estuvimos muy firmes”, detalla con un sentido de pertenencia más grande que los dos partidos que suma como parte del equipo de Los Pumas. 

Los Pumas festejan en el segundo partido ante Australia. Foto Marcelo Carroll

Lo que viene Al regreso de la gira ante Nueva Zelanda, Los Pumas jugarán en el estadio de Vélez ante los Sudáfrica, vigentes campeones mundiales. Será el 17 de septiembre a las 16.05, con revancha el 24 en el Hollywoodbets Kings Park de Durban, por la fecha final del certamen.

Tras la victoria ante Australia, Los Pumas se mantuvieron en el noveno puesto en el escalafón mundial de la World Rugby, mientras que los Wallabies cayeron al séptimo lugar del escalafón, la peor ubicación en su historia. Nueva Zelanda recuperó el cuarto lugar al superar a Sudáfrica el pasado sábado por 35 a 23, del ranking que lidera Irlanda.

El Top 10 del ranking de la WR es el siguiente: 1) Irlanda 90.03 puntos; 2) Francia 89.41, 3) Sudáfrica 87.78; 4) Nueva Zelanda 87.76; 5) Inglaterra 86.25; 6) Escocia 81.93; 7) Australia 81.65; 8) Gales 81.28; 9) Argentina 80.97; 10) Japón 77.74.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA