Martín Soria, sobre su reunión con la Corte Suprema: “Alguno pensó que yo iba a sonreír y tomar café con leche, pero no es mi modo de trabajar”

A ocho meses de haber asumido en el cargo, el ministro de Justicia, Martín Soria, se reunió este martes por primera vez con los cuatro jueces que integran la Corte Suprema de Justicia y dio detalles del encuentro: “Alguno pensó que yo iba a sonreír y tomar café con leche, pero no es mi modo…

martin-soria,-sobre-su-reunion-con-la-corte-suprema:-“alguno-penso-que-yo-iba-a-sonreir-y-tomar-cafe-con-leche,-pero-no-es-mi-modo-de-trabajar”

A ocho meses de haber asumido en el cargo, el ministro de Justicia, Martín Soria, se reunió este martes por primera vez con los cuatro jueces que integran la Corte Suprema de Justicia y dio detalles del encuentro: “Alguno pensó que yo iba a sonreír y tomar café con leche, pero no es mi modo de trabajar”.

Si bien se esperaba que fuera el tema central de debate, la reforma del Consejo de la Magistratura que planea llevar al Congreso el Gobierno quedó tapada por las declaraciones del funcionario.

En la reunión, según consignó Soria en diálogo con radio El Destape, se encargó de llevar “el mensaje del Gobierno nacional acerca de las preocupaciones respecto del funcionamiento, no solamente la preocupación frente a la grave crisis institucional o de legitimidad, que es algo que evidencia toda la sociedad argentina”.

“Cuando ves que el 80% de los argentinos descree de este poder del Estado, es evidente que estamos en una situación grave”, sentenció Soria.

Los jueces de la Corte Suprema, junto a Martín Soria, en la reunión de este martes.

Detalló que Horacio Rosatti, presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, brindó “palabras cordiales” y que acordaron en “seguir trabajando en un futuro diálogo institucional, franco y sincero que sirva para sacar a la Justicia y la Corte del desprestigio que tiene”.

“No hace falta recurrir a números ni estadísticas acerca del funcionamiento de la Corte Suprema de Justicia, yo lo recordé ayer cuando (Carlos) Rosenkrantz dos años atrás admitía públicamente que el Poder Judicial está en una crisis grave y que los argentinos habían perdido la confianza en la Justicia”, criticó Soria.

Consultado por el fallo de la Corte que benefició a la provincia de Santa Fe y ordenó que el Gobierno le devuelva $86 mil millones por la coparticipación, Soria consideró:  “Es evidente que estamos viendo una Corte que no está siendo vista como un tribunal de justicia sino como un actor político con prácticas semi extorsivas, quiero creer que no es así”.

Martin Soria antes de la reunión con la Corte. foto Guillermo Rodriguez Adami

Y sumó: “El simple hecho de que alguien pueda creer que la Corte es capaz de hacer algo así, ya me da la razón, es gravísimo. Que algunos puedan interpretar que el fallo que salió ayer es un vuelto, evidencia la crisis judicial”.

Soria respondió luego por la posibilidad de que el Poder Ejecutivo plantee un recambio en la Corte Suprema y remarcó que sería emular lo que hizo el gobierno de Mauricio Macri: “La Corte tiene que mostrar una voluntad de cambio a menos que alguien se imagine que vamos a andar persiguiendo jueces por los pasillos o poniendo jueces por decreto, eso lo hizo Macri y a esta instancia hemos llegado por ese accionar”.

“Hay otras herramientas, las usó Néstor Kirchner en 2003 cuando convocó a todo el pueblo argentino a tener una Justicia de prestigio, tuvimos una gran Corte. Pero ahora no estamos en el mismo contexto para hacer eso. El nivel de endeudamiento y la maldad que le han hecho al pueblo argentino no es comparable con 2003”, amplió el ministro.

En esa línea remarcó: “En 2003, cuando Néstor nos contagió a todos con ganas de soñar con una justicia legítima y con prestigio, no existían personajes nefastos como ‘Pepín’ Rodríguez Simón que fue el diseñador de la política judicial de Macri y que hoy se encuentra prófugo en Uruguay”.

Cuando le consultaron si había hecho ese planteo en su reunión con la Corte reveló que lo hizo frente a Rosenkrantz y acotó: “Reconoció que era su amigo, lo grave es que sea su amigo. Te imaginarás las caras impávidas, alguno pensó que yo iba a sonreír y tomar café con leche, pero no es mi modo de trabajar”.

Luego reveló  que el Gobierno “tiene muchísimos nombres” para sugerir un reemplazo de Elena Highton de Nolasco pero que “tirar el nombre de una mujer para que la oposición y sus medios lo defenestren no sería muy inteligente” y que “no tiene sentido mandar un pliego a un Senado en pleno recambio de sus integrantes”.

“Y más en este momento donde estamos viendo cómo se rompen algunos de los bloques, quizás nazca una oposición más razonable con la cual se puedan acordar consensos básicos sobre la justicia que necesita Argentina”, planteó Soria. Y cerró: “Creo que tiene que ser una mujer y es una opinión compartida por casi todo el gobierno”.

AFG

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA