El embajador en España recibió a Lula Da Silva, que está en campaña contra Jair Bolsonaro

En medio del choque con el gobierno de Chile generado por las duras críticas del embajador Rafael Bielsa al candidato a presidente de la derecha de ese país, José Antonio Kast, el cuerpo de representantes diplomáticos de la Argentina en el exterior protagonizó otro episodio que bordea la polémica. Ocurre que el embajador en España, Ricardo Alfonsín recibió…

el-embajador-en-espana-recibio-a-lula-da-silva,-que-esta-en-campana-contra-jair-bolsonaro

En medio del choque con el gobierno de Chile generado por las duras críticas del embajador Rafael Bielsa al candidato a presidente de la derecha de ese país, José Antonio Kast, el cuerpo de representantes diplomáticos de la Argentina en el exterior protagonizó otro episodio que bordea la polémica.

Ocurre que el embajador en España, Ricardo Alfonsín recibió en la sede diplomática argentina al ex presidente de Brasil Inacio Lula da Silva, que ha convertido la controvertida gestión de Jair Bolsonaro en blanco de su campaña internacional. Aún no ha definido si competirá para voltear las aspiraciones reeleccionistas de Bolsonaro. Pero la recepción que le dio Alfonsín podría ser considerado como injerencia interna en asuntos internos de otro país y además, en un tercer Estado

Tal como señala la agencia oficial Télam que tuvo acceso al contenido de la reunión, del lunes, Alfonsín y Lula hablaron sobre la “necesidad de una mayor integración regional para fortalecer las democracias frente a las amenazas autoritarias y de profundizar la lucha contra el hambre y la pobreza.”

“Gracias expresidente @LulaOficial por su visita a la Embajada Argentina. Tuvimos una interesante conversación sobre la necesidad de luchar por la unidad latinoamericana y la construcción de un mundo más libre, más justo, más igualitario y más democrático”, escribió Alfonsín en su cuenta de Twitter con foto incluida.

Se trata de un hecho que suele molestar el establishment de Brasil, gobierne quien gobierne. 

Lula, que todavía no ha referido a su visita al territorio argentino en Madrid -la embajada- está de gira por Europa. Fue recibido por varios líderes pero las comunicaciones sobre esos encuentros han sido escuetas, y asépticas. Por ejemplo la del mismo socialista Pedro Sánchez, que lo recibió en La Moncloa. Se informó desde el gobierno español con el líder del Partido de los Trabajadores se habló de cambio climático y pandemia del coronavirus.

La actitud de Alfonsín como la de Bielsa pone bajo la lupa la actitud de los embajadores políticos del gobierno de Alberto Fernández. También su inmensa “independencia” de las reglas diplomáticas si se los compara con los profesionales del servicio exterior de la Nación.

Otro ejemplo de ello es el de Carlos Raimundi, embajador argentino ante la Organización de Estados Americanos, quien en el pleno de representantes del continente suele hacer comentarios pro chavistas y pro sandinista. Actualmente, el canciller Santiago Cafiero lo tiene corrido del centro de las escena.

También está el caso Ariel Basteiro en Bolivia, que suele hablar como si fuera un miembro del gobierno de Luis Arce antes que un embajador extranjero. En la oposición en Argentina creen que está detrás de una causa contra Mauricio Macri por el presunto envío de municiones y otros elementos desde Argentina a Bolivia durante la crisis en ese país que termina con la salida de Evo Morales.

Pero en el caso particular de Alfonsín, la reciente renuncia de Federico Polak como Representante Especial para la Promoción de la Actividad Empresarial Argentina en España y hasta ahora mano derecha del embajador desnudó su situación. 

“No he logrado desempeñar en plenitud las tareas encomendadas pese al alentador clima de negocios que se generara desde un principio con empresas españolas y empresas argentinas internacionalizadas”, señaló Polak, que fue vocero del ex presidente Raúl Alfonsín, padre del hoy embajador. “Esta renuncia aliviará costos al erario público -no es ético percibir una remuneración sin ser útil al Estado- además de facilitar una apropiada gestión al Señor Embajador”, dijo Polak.  Ambos terminaron peleados.

Otro de los puntos que preocupan del embajador es su hiper actividad en Twitter que refieren más a un político más involucrado en la interna argentina que en representar al país ante España.

Sus dos tuis tras los comicios legislativos del domingo 14 sorprendieron. El lunes, tras la derrota del gobierno a nivel nacional escribió: “Felicitaciones a todos los ciudadanos y fuerzas políticas que participaron ayer en las elecciones y especialmente a Juntos por haber triunfado en ellas”. El martes cambió el tono: “Este domingo han obtenido apoyos mayoritarios las fuerzas neoliberales de la oposición. Para los que soñamos con sociedades + justas, + equitativas, + igualitarias, obviamente, esa no es una buena noticia. No son estas las ideas que más contribuyen a ello. Lo prueba la historia”.

Sus criticas a los empresarios también. “¿Es justo o no, correligionarios, en estas circunstancias, pedir a los titulares de las fortunas + grandes, un esfuerzo adicional por única vez, para ahorrar sufrimientos a los desprotegidos? Esta es la pregunta. Las cuestiones técnicas vienen después”, escribió en uno. “De seguir así, no se extrañen de que pronto propongan, para reducir costos laborales y aumentar los beneficios empresarios, y con ello incentivar el empleo, aprobar una ley que, en caso de despido sin causa, obligue al trabajador a indemnizar al empresario”, puso en otro.

Mirá también

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA