Andresito: aldeas Mbya Ka´aguy Porá 1 y 2 suspendieron asistencia a clases y reclaman cambios en la dirección de la BOP 117

Los caciques, Lucio Martinez y Ernesto Chamorro, junto con el docente guaraní Víctor Sayas, de las comunidades Mbya Ka´aguy Porá” 1 y 2 de Andresito, expresaron que en su comunidad enfrentan un «gran conflicto y malestar» diferencias y denuncia de irregularidades contra la Profesora Marcela Molina, directora de la BOP 117 (Reserva Iriapú) de Puerto…

andresito:-aldeas-mbya-ka´aguy-pora-1-y-2-suspendieron-asistencia-a-clases-y-reclaman-cambios-en-la-direccion-de-la-bop-117

Los caciques, Lucio Martinez y Ernesto Chamorro, junto con el docente guaraní Víctor Sayas, de las comunidades Mbya Ka´aguy Porá” 1 y 2 de Andresito, expresaron que en su comunidad enfrentan un «gran conflicto y malestar» diferencias y denuncia de irregularidades contra la Profesora Marcela Molina, directora de la BOP 117 (Reserva Iriapú) de Puerto Iguazú, cuya escuela satélite de la aldea guaraní es dependiente.

A través de reuniones y notas elevadas a las autoridades de Educación de la Provincia, formalizaron sus quejas por diversas irregularidades y situaciones de «mal trato» de la directiva hacia integrantes de la comunidad indígena.

En una entrevista con ArgentinaForestal.com puntualizaron que la “convivencia con la comunidad no es viable. Esta mujer no tiene buen trato, miente, presiona y destrata a la gente de la comunidad. No nos escucha nuestros planteos, y se involucra en temas que no le corresponde. Por ejemplo, incitando a nuestra gente a un cambio de cacique o autoridad de nuestra aldea. Ella quiere decir quién es el cacique para nosotros. Estamos cansados de sus problemas. No queremos más a esta señora en la escuela”, expresaron. Y este fue el pedido elevado a las autoridades provinciales.

Desde las comunidades Mbya  Ka´aguy Porá” 1 y 2 hicieron llegar al medio los documentos que avalarían sus planteos para que desde Educación estudien el caso. “Estamos esperando una respuesta nuestro reclamo”, sostuvo el docente Víctor Sayas.

“Los problemas más grave se presentaron en octubre. Desde entonces nos reunimos con los supervisores y los caciques con la gente de la comunidad que decidieron suspender la asistencia a clases hasta que se solucione esta situación. Estamos esperando una respuesta”, sostuvo el docente guaraní, que no descartó que los caciques decidan realizar movilizaciones si no tienen respuestas.

«Vamos a reclamar nuestro derecho en Posadas, si no tenemos respuestas. No habrá clases en la escuela con esta señora», adelantó Sayas, quien enumeró el listado de los 7 puntos principales por los cuales están molestos y decidieron no compartir más la gestión educativa de la directora Molina.

“Este es un pedido genuino de las familias, que durante cuatro años vivimos las presiones de esta señora. No es una cuestión política como quiere hacer creer Marcela Molina. No hay nadie más que nosotros atrás de este reclamo, las familias de las dos comunidades Ka´aguy Porá”, aseguró.

Visiones diferentes “Buscamos paz, llevarnos bien en la comunidad y en la escuela. Queremos que todos sepan que este reclamo sale de esta comunidad, no tenemos a nadie de afuera que nos esté pidiendo esto más que mi gente, y mi cacique”, aclaró el docente guaraní.

Víctor Sayas advirtió también en la entrevista su preocupación por un «falso documento» que intentan hacer circular como un supuesto acuerdo para continuar hasta 2023 en las mismas condiciones. «Esto es falso. Estamos esperando la respuesta a nuestra denuncia, que nuestros caciques hablen con las autoridades, que nos den una respuesta a nuestro pedido, que se cumplan nuestros derechos. No queremos más a Marcela Molina en la escuela de la aldea», remarcó.

“No hemos retomado el normal funcionamiento de la escuela de hace varias semanas. La directora se tomó licencia y esperamos que sea trasladada. No sabemos nada aun», aclaró.

«Nosotros decidimos clausurar el paso de esta señora a nuestra aldea, pedimos sanciones y que sea trasladada, pero aun nadie nos confirmó si será así. Hay muchas irregularidades que hemos hablado con las autoridades y esperamos respuestas, hay muchas cosas que cambiar para mejorar el año 2022. No podemos seguir dependiendo de la BOP de Iguazú para la escuela secundaria de la comunidad, necesitamos nuestra propia escuela Mbya Guaraní en la aldea, esa es nuestra lucha. Queremos las garantías de la escuela para la comunidad, y que garanticen el respeto por nuestra cultura y nuestras decisiones, que esta señora es mentirosa y no podemos seguir así”, concluyó el maestro Sayas.

Por Patricia Escobar

@argentinaforest