Un estudiante convirtió en realidad la peor pesadilla de Apple: un cargador de iPhone con puerto USB-C

La presión para que el iPhone elimine el conector Lightning en favor del USB-C es cada vez mayor. Mientras los usuarios aprueban estos cambios que facilitan su carga, Apple sigue resistiendo. Sin embargo, el paso que debía dar la compañía lo terminó completando un estudiante de la maestría de robótica de la Escuela Politécnica Federal de…

un-estudiante-convirtio-en-realidad-la-peor-pesadilla-de-apple:-un-cargador-de-iphone-con-puerto-usb-c

La presión para que el iPhone elimine el conector Lightning en favor del USB-C es cada vez mayor. Mientras los usuarios aprueban estos cambios que facilitan su carga, Apple sigue resistiendo. Sin embargo, el paso que debía dar la compañía lo terminó completando un estudiante de la maestría de robótica de la Escuela Politécnica Federal de Lausana, Suiza.

El joven que logró suplantar el Lightning se llama Ken Pillonel. Este cambio no le resultó simple y según comentó, le llevó varios meses de prueba hasta lograr que fuera aceptado por el sistema del iPhone X.

La intención no fue comercializar esta solución. En realidad, se trata de un proyecto académico que, una vez completado, decidió compartir los resultados en YouTube. De inmediato se volvió viral.

No se trata de un video en el que cuenta en detalle por qué decidió avanzar es esta dirección. Tampoco muestra el proceso de elaboración del producto. Pero sí exhibe las primeras imágenes del que se podría considerar el primer iPhone funcional de la historia con un puerto USB-C.

Un estudiante suizo logró reemplazar el puerto de carga de un iPhone X con un USB-C.

Lo que sí comentó fue que debió aplicar ingeniería inversa al propio conector del iPhone. Para que fuera reconocido por el software tuvo que fabricar su propia placa madre en la que se incluye el nuevo puerto.

El mayor desafío fue minimizar el tamaño de los componentes necesarios para introducirlos en el iPhone X, en el que está estudiado al milímetro el encastre y las conexiones del diminuto puerto Lightning.

“Lo primero fue hacer funcionar la electrónica. El siguiente paso fue aplicar ingeniería inversa al conector C94 de Apple, y hacer mi propio circuito impreso con un puerto USB-C hembra. Después se establecieron y probaron los esquemas del proyecto, y lo último fue lograr que todo entrara dentro del iPhone”, explicó en la descripción del video.

Apple Lightning Port, el puerto de carga de Apple. Foto Apple

Tras diseñar los planos, desmontar el iPhone, aplicar ingeniería inversa y añadir su puerto tipo-C, ha conseguido un iPhone con tipo C funcional. El hack permite, además de la carga a través de la computadora y de un cargador convencional, traspasar archivos entre los dos dispositivos.

Tras el éxito cosechado por esta demostración, Pillonel ha prometido subir un video mucho más detallado, en el que explicará por qué decidió elaborar este proyecto y describirá con mayor precisión los pasos que debió completar.

Nuevas exigenciasEl puerto que insertó el joven es el mismo conector que la Unión Europea (UE) defiende como el genérico para todos los dispositivos móviles con el argumento de beneficiar a los usuarios y al medioambiente.

La única excepción es Apple, que alegó estar preocupada de que las nuevas reglas limiten la innovación y que eso termine perjudicando a los consumidores. Los iPhones tienen enchufes tipo Lightning, aunque los modelos más recientes vienen con cables para enchufes USB-C.

El comisionado de mercados internos de la Unión Europea, Thierry Breton, explicando el cambio que pide la UE. Foto EFE

Además, la UE desea reducir la cantidad de dispositivos electrónicos que son desechados cada año y que en promedio acumulan unas 11.000 toneladas métricas.

La gran incógnita es si Apple realmente abandonará el puerto Lightning en el iPhone. Este experimento deja claro que podría incorporar el USB-C sin mayores problemas.

Algunos productos de la compañía, como el iPad Pro, Air y Mini, ya utilizando el puerto USB-C, sería razonable que el iPhone siguiera el mismo camino. Tal vez el proyecto de Pillonel ayude a que Apple pegue el salto en su smartphone más rápidamente.

SL

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA