“Desequilibrados”, un relato sobre la soledad y las obsesiones en tiempo de pandemia

Miguel Di Lemme protqagonista de “Desequilibrados”. “Desequilibrados”, la nueva película de Juan Baldana, acerca de un personaje que en el contexto del aislamiento de la primera etapa de la pandemia de coronavirus se ve tomado por sus obsesiones en la soledad de su departamento, llega este jueves a la pantalla del Cine Gaumont Rodada íntegramente…

“desequilibrados”,-un-relato-sobre-la-soledad-y-las-obsesiones-en-tiempo-de-pandemia

Miguel Di Lemme protqagonista de “Desequilibrados”.

“Desequilibrados”, la nueva película de Juan Baldana, acerca de un personaje que en el contexto del aislamiento de la primera etapa de la pandemia de coronavirus se ve tomado por sus obsesiones en la soledad de su departamento, llega este jueves a la pantalla del Cine Gaumont

Rodada íntegramente durante la pandemia, el filme de Baldana (“Raúl. La democracia desde adentro”; “Los del suelo”; “Arrieros”; “Soy Huao”, “Los ángeles”), está protagonizado por Miguel Di Lemme, que compone a Rodo, un abogado que está escribiendo un libro sobre las ideas de Silvio Gesell -padre de Carlos Idaho Gesell, fundador de la ciudad balnearia-, un pensador alemán que teorizó sobre la idea de la “economía natural” que tenía como base la creación de una moneda que no se pudiera acumular.

“Quedó absolutamente demostrado que quienes están con las riendas de la economía mundial no están capacitados para resolver catástrofes como estas.””

Juan Baldana

“Si algo faltaba para demostrarnos lo perdidos que estamos en esta sociedad moderna era que nos sucediera esta impensada experiencia con el coronavirus y sus consecuencias innegables”, afirma Baldana en comunicación con Télam al explicar las razones por las cuales “Desequilibrados” tiene como contexto imprescindible la pandemia, que “nos hizo mirarnos al espejo y nos desnudó frente a nosotros mismos”, según el director.

“Desequilibrados”

Télam: ¿Cómo arrancó el proyecto, por qué una película sobre el encierro en el contexto de la pandemia y la obsesión del protagonista con Silvio Gesell?

Juan Baldana: Cuando la pandemia nos invadió por completo y nos demostró que había llegado para quedarse por un buen tiempo, me pregunté como seguramente lo hicieron todos los habitantes de este planeta, ´’¿y ahora qué hago?’ Yo estaba por ser papá en mayo y pensaba que mi hijo iba a nacer en una ciudad con las calles vacías y ajena a la solidaridad. Ese fue el disparador para escribir un guion que me propuse terminar en breve para poder filmar antes de que terminara 2020. Por un lado quería registrar en imágenes las sensaciones tangibles de una sociedad que estaba viviendo una especie de apocalipsis y por otro, demostrar lo equivocados que estamos con el rumbo que estamos tomando al ser parte consciente de este capitalismo salvaje que no tiene nada bueno para ofrecer. Fue ahí donde contacté a un amigo, Julio Archet, quien fue uno de los hacedores del trueque luego de la revuelta anárquica del 2021 en donde De la Rúa se escapó en helicóptero y el pueblo tomó las calles. Julio me habló de Silvio Gesell y su idea innovadora sobre una moneda complementaria. A partir de allí comenzamos a trabajar en lo que hoy es “Desequilibrados” y sumamos a Carlos Louge, que es quién más sabe sobre la figura de Silvio Gesell.

T: ¿La historia y el contexto de la Covid-19 es el vehículo para sentar una posición política sobre la fragilidad de un sistema como el capitalista?

JB: Quedó absolutamente demostrado que quienes están con las riendas de la economía mundial no están capacitados para resolver catástrofes como estas. Paradójicamente, las derechas avanzan a paso firme en grandes porciones del planeta con sus argumentos falaces y eso da tanto miedo como las casi cinco millones de personas que han fallecido debido a esta nueva enfermedad mortal. Lo han demostrado con creces y es como si no hubiera pasado absolutamente nada.

T: La película retrata con bastante detalle las reacciones ante la pandemia. ¿Estuvo desde el principio el objetivo de que quede un registro sobre todos los padecimientos y los cambios de conductas?

JB: Me pareció una buena idea escribir todos los días como si fuera un diario íntimo lo que veía en la calle y en los medios. Por más que después lo cuentes sabía que no es lo mismo si queda asentado en el mismo momento que suceden las cosas. Hay que saber recordar para no olvidar y el ejemplo más reciente es la experiencia de la dictadura militar. En la película el protagonista escucha la radio, todos los audios son de programas verdaderos. Son retazos de la realidad que se vivía día a día. Hoy parece muy ajeno y fue hace apenas un año.

T: La película está centrada casi exclusivamente en el protagonista. ¿Por qué la elección y el trabajo con Miguel Di Lemme, que prácticamente sostiene en soledad la totalidad de relato?

JB: Miguel fue el protagonista de “Los ángeles”, mi ópera prima. Sabía que para este papel necesitaba a alguien que diera absolutamente. Lo llamé y le pregunté si quería protagonizar la película y además, poner su casa como locación. Escuchó la historia y enseguida aceptó, juntos construimos al personaje de Rodo. Fue una experiencia maravillosa. No había posibilidad de filmar en varias locaciones y la casa de Miguel daba perfectamente con el personaje.

T: ¿Más allá de la pandemia, definirías a “Desequilibrados” como una película sobre la soledad?

JB: Absolutamente. Esta pandemia nos hizo mirarnos al espejo y nos desnudó frente a nosotros mismos. Estamos solos. A lo largo de la vida vamos tomando decisiones acertadas o no, pero somos responsables de estar con quienes queremos. Hay que hacerse cargo y no deslindar responsabilidades en los demás, somos absolutos responsables de lo que hacemos con nuestras propias vidas. La idea es reflejar acciones que sean solidarias, que nos hermanen, que nos hagan mejor personas, como una manera de bajar línea y alentar a los que apuestan por el amor y la solidaridad y realmente luchan por un mundo mejor. Estamos solos, pero qué lindo es estar acompañados por nuestros seres queridos.