“Necesitamos previsibilidad”, pidió el titular de Mercedes Benz

Manuel Mantilla dijo que la filial local de Mercedes Benz, con fábrica en la localidad de Virrey del Pino, en La Matanza, va a terminar un buen año, en particular el segundo semestre. “Es parte del olfato que hay que tener como empresario en la Argentina, poder vislumbrar el futuro, y por ahora nos viene…

“necesitamos-previsibilidad”,-pidio-el-titular-de-mercedes-benz

Manuel Mantilla dijo que la filial local de Mercedes Benz, con fábrica en la localidad de Virrey del Pino, en La Matanza, va a terminar un buen año, en particular el segundo semestre. “Es parte del olfato que hay que tener como empresario en la Argentina, poder vislumbrar el futuro, y por ahora nos viene saliendo bien”, dijo en una entrevista con Clarín, en el espacio que el diario tiene dentro del Coloquio de IDEA.

Sin embargo, Mantilla reclamó más “previsibilidad” para su sector, donde las inversiones tienen un ciclo de al menos cinco años hasta que comienzan a generar dividendos, y la planificación de cada unidad que se fabrica se hace con una anticipación mínima de cinco meses. “La Argentina está en una situación muy desafiante, tal como describió este miércoles el ministro Guzmán. Nosotros somos un sector industrial donde la macroeconomía define las reglas del juego, especialmente cuando estás en un sector exportador como el nuestro. En el caso particular de Mercedes Benz, nosotros exportamos el 80%”, dijo el ejecutivo argentino.

-Recién señalaba que para hacer un plan de fabricación, se necesita una anticipación de entre cinco y seis meses.

-Tener previsibilidad en el sector automotriz es clave y la situación macroeconómica, hoy, no nos estaría acompañando como nosotros necesitamos. Pero son las reglas del juego. Como presidente de la filial argentina, estamos acostumbrados a navegar aguas más tumultuosas y a pesar de eso seguimos apostando al futuro. Este va a terminar siendo un buen año, mejor de lo esperado. Y el año 2022, a raíz de las exportaciones que vamos a generar, lo vemos bien. Pero la macro presenta un desafío muy fuerte, especialmente en 2022.

-Lo que se ve es una recuperación despareja.

-Cuando nosotros apostamos al mercado fue porque vimos un buen segundo semestre para este año y hoy el mercado está demandante, con niveles de producción altos. Ahí está un poco el olfato que hay que tener como empresario argentino para poder vislumbrar el futuro. Por ahora nos viene saliendo bien.

-¿La industria automotriz viene creciendo, pero por debajo de lo que se esperaba a comienzos de año?

-El crecimiento del sector automotor es sostenido y es importante, podría haber sido más. Hay una falta de oferta de producto, que en el primer semestre fue por la pandemia y ahora, en el segundo semestre, por dos efectos muy fuertes. Uno es la escasez de semiconductores a nivel global. Hubo plantas de Mercedes Benz en Europa que estuvieron paradas por este tema, nosotros por ahora tenemos nuestra planta protegida y hemos podido seguir produciendo sin interrupción. El segundo efecto, en menor medida, es el logístico. Hay falta de contenedores y de barcos. Para industria como la nuestra, que trabaja casi sin stock y que tiene que ser eficiente, la logística resulta clave. Por ahora venimos monitoreando bien, pero es un día a día.

-¿Donde están exportando la Sprinter?

-Nosotros estamos cumpliendo 70 años en el país, con la primera planta de Mercedes Benz fuera de Alemania. Estamos con un perfil exportador muy fuerte, 80% de la producción de Sprinter de Argentina se exporta, con Brasil como principal cliente. Nuestro desafío es buscar mercados más allá del Mercosur, como Estados Unidos, un mercado que se está consolidando. A lo largo de la historia hemos exportado a más de 60 países. Hoy estamos concentrados en América Latina y Estados Unidos.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA