Amazon copió productos de la competencia y manipuló resultados de búsqueda para promover sus propias marcas

Amazon fue acusado, una y otra vez, de “aplastar” a la competencia. Durante una audiencia histórica a mediados del año pasado, Jeff Bezos tuvo que explicar ante el Congreso de los Estados Unidos sobre presuntas prácticas monopólicas. Ahora, Reuters publicó un informe interno de la compañía donde se explica de qué manera el retail más…

amazon-copio-productos-de-la-competencia-y-manipulo-resultados-de-busqueda-para-promover-sus-propias-marcas

Amazon fue acusado, una y otra vez, de “aplastar” a la competencia. Durante una audiencia histórica a mediados del año pasado, Jeff Bezos tuvo que explicar ante el Congreso de los Estados Unidos sobre presuntas prácticas monopólicas. Ahora, Reuters publicó un informe interno de la compañía donde se explica de qué manera el retail más grande del mundo copia productos de la competencia y manipula resultados para sacarlos del mercado.

Miles de páginas de documentos internos de Amazon examinados por la agencia de noticias, incluidos correos electrónicos, documentos de estrategia y planes de negocios, muestran que la compañía realizó una campaña sistemática de creación de imitaciones y manipulación de resultados de búsqueda para impulsar sus propias líneas de productos en India, uno de sus mercados emergentes más importantes.

Los documentos revelan cómo el equipo de marcas privadas de Amazon en India explotaron en secreto los datos internos de Amazon.in para copiar productos vendidos por otras empresas y luego los ofreció en su plataforma.

Los empleados también impulsaron las ventas de productos de la marca privada de Amazon manipulando los resultados de búsqueda de Amazon para que los productos de la compañía aparecieran, como lo expresó un informe de estrategia de 2016 para India, “en los primeros 2 o tres … resultados de búsqueda” cuando los clientes estaban comprando en Amazon.in.

Esto tiene que ver con una estrategia de Amazon de fabricar productos: los conocidos “Amazon Basics”, que son ítems como cables USB, sillas, pilas o hasta incluso barbijos. Es decir, objetos de uso cotidiano.

El principal problema con esta práctica es que a Amazon se lo acusa de sacar información de sus competidores: como el sistema tiene los datos de qué se vende, cuánto se vende y otras informaciones relevantes, la compañía los usa en provecho propio, afectando a la libre competencia.

En un testimonio ante el Congreso de EE. UU. en 2020, el fundador de Amazon, Jeff Bezos, explicó que el gigante del comercio electrónico prohíbe a sus empleados utilizar los datos de vendedores individuales para ayudar a su negocio de marcas privadas. Y, en 2019, otro ejecutivo de Amazon testificó que la compañía no usa esos datos para crear sus propios productos de marca privada o altera sus resultados de búsqueda para favorecerlos.

Pero el informe publicado por Reuters contradice la declaración de Bezos.

Las “víctimas” del sistema de Amazon Bezos negó, el año pasado, que Amazon manipule resultados de búsqueda. Foto Bloomberg

Entre las marcas afectadas aparece una de camisas populares en la India, John Miller, que es propiedad de una empresa cuyo director ejecutivo es Kishore Biyani, conocido como el “rey minorista” del país. Amazon decidió “seguir las medidas de” las camisas de John Miller hasta la circunferencia del cuello y el largo de la manga, dice el documento.

Los documentos internos también muestran que los empleados de Amazon estudiaron datos de propiedad sobre otras marcas en Amazon.in, incluida información detallada sobre las devoluciones de los clientes. El objetivo: identificar y seleccionar productos, descritos como productos de “referencia” o “referencia”, y “replicarlos”.

Como parte de ese esfuerzo, el informe interno de 2016 presentó la estrategia de Amazon para una marca que la compañía creó originalmente para el mercado indio llamada “Solimo”. La estrategia de Solimo, decía, era simple: “usar información de Amazon.in para desarrollar productos y luego aprovechar la plataforma de Amazon.in para comercializar estos productos a nuestros clientes”.

El proyecto Solimo en India ha tenido un impacto internacional: decenas de productos para el hogar y la salud de la marca Solimo ahora se ofrecen a la venta en el sitio web de Amazon en EE. UU., Amazon.com.

El documento de 2016 muestra además que los empleados de Amazon que trabajaban en los productos propios de la empresa, conocidos como marcas privadas, planeaban asociarse con los fabricantes de los productos destinados a la copia. Eso es porque aprendieron que estos fabricantes emplean “procesos únicos que impactan la calidad final del producto”.

El documento, titulado “Programa de marcas privadas de la India”, afirma: “Es difícil desarrollar esta experiencia en todos los productos y, por lo tanto, para asegurarnos de que podemos igualar completamente la calidad con nuestro producto de referencia, decidimos asociarnos solo con los fabricantes de nuestro producto de referencia”.

Esta experiencia de los fabricantes fue llamada “conocimiento tribal”.

Amazon ha sido acusado anteriormente por empleados que trabajaban en productos de marca privada de explotar datos de propiedad de vendedores individuales para lanzar productos de la competencia y manipular los resultados de búsqueda para aumentar las ventas de los propios productos de la empresa.

Pero los documentos internos vistos por Reuters muestran por primera vez que, al menos en India, manipular los resultados de búsqueda para favorecer los propios productos de Amazon, así como copiar los productos de otros vendedores, era parte de una estrategia formal y clandestina en Amazon, y que se les informó a los ejecutivos de alto nivel.

Los documentos muestran que dos ejecutivos revisaron la estrategia de India: los vicepresidentes senior Diego Piacentini, quien desde entonces dejó la empresa, y Russell Grandinetti, quien actualmente dirige el negocio de consumo internacional de Amazon.

La reacción de Amazon Amazon no confirma la veracidad de los documentos. Foto Bloomberg

En una respuesta por escrito a las preguntas para este informe, Amazon dijo: “Como Reuters no ha compartido los documentos o su procedencia con nosotros, no podemos confirmar la veracidad o no de la información y las afirmaciones como se indica. Creemos que estas afirmaciones son de hecho incorrectas y sin fundamento”.

La empresa no dio más detalles. La declaración tampoco abordó las preguntas de Reuters sobre la evidencia en los documentos de que los empleados de Amazon copiaron los productos de otras compañías para sus propias marcas.

La compañía dijo que la forma en que muestra los resultados de búsqueda no favorece a los productos de marcas privadas. “Mostramos los resultados de búsqueda basados ​​en la relevancia para la consulta de búsqueda del cliente, independientemente de si dichos productos tienen marcas privadas ofrecidas por los vendedores o no”, dijo Amazon.

Amazon también dijo que “prohíbe estrictamente el uso o el intercambio de datos no públicos específicos del vendedor en beneficio de cualquier vendedor, incluidos los vendedores de marcas privadas”, y que investiga los informes de sus empleados que violan esa política.

Con información de Reuters

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA