Teletrabajo y pandemia: nos movemos menos y aumenta el riesgo de trombosis

Trabajar en forma remota, en el marco de la pandemia de coronavirus, además de beneficios trajo algunas dificultades. Es que, según especialistas en Hematología, el confinamiento estricto se vio asociado a un menor nivel en la movilidad. Esto, advierten, es preocupante ya que mantenerse inactivo aumenta el riesgo de trombosis, sobre todo en mayores de…

teletrabajo-y-pandemia:-nos-movemos-menos-y-aumenta-el-riesgo-de-trombosis

Trabajar en forma remota, en el marco de la pandemia de coronavirus, además de beneficios trajo algunas dificultades. Es que, según especialistas en Hematología, el confinamiento estricto se vio asociado a un menor nivel en la movilidad. Esto, advierten, es preocupante ya que mantenerse inactivo aumenta el riesgo de trombosis, sobre todo en mayores de 50 años. Lo dicen en la víspera del Día Mundial de la Trombosis, que se conmemora este miércoles.

La trombosis consiste en la formación de coágulos (trombos) en arterias o venas, que pueden ralentizar o bloquear el flujo sanguíneo normal o incluso desprenderse y alcanzar otros órganos, con riesgo de producir un taponamiento (embolia) y provocar un infarto, ACV o tromboembolismo venoso.

“Desde el inicio de la pandemia, se redujo considerablemente la movilidad de todos los habitantes de nuestro país”, asegura Miguel Castro Ríos, médico hematólogo y coordinador de la comisión directiva del Grupo Argentino de Hemostasia y Trombosis (Grupo CAHT), que busca concientizar sobre esta problemática.

Y agrega: “Nuestra voz de alerta se dirige mayoritariamente a quienes hayan perdido su nivel de movilidad física a causa del confinamiento y el sedentarismo (factor de riesgo de trombosis)”.

Más casos de trombosisEn diálogo con Clarín, Dolores Puente, médica hematóloga de la Fundación Favaloro y referente del Grupo CAHT, asegura que en el último tiempo vio en su consultorio más casos de trombosis que lo habitual. “Me encontré con muchos pacientes que presentaron embolia de pulmón (EP) no asociada al Covid 19 y más casos de trombosis venosa profunda (TVP) en las piernas”, señala.

Explica que, frente a ambas situaciones, es clave consultar al médico de inmediato y no automedicarse. “La EP suele manifestarse con una puntada en el costado del torso a la altura del pulmón afectado, dificultad para respirar y aceleración de la frecuencia respiratoria. En el caso de la TVP, que es más frecuente en piernas pero puede darse también en los brazos, los síntomas son inflamación, dolor y enrojecimiento de la zona dañada”, detalla Puente.

La detección precoz es fundamental para mejorar las posibilidades de tratamiento, confirma Puente. Desatender estas patologías puede desencadenar episodios invalidantes y potencialmente mortales.

Puente resalta que “la inmovilidad es uno de los principales factores de riesgo para desarrollar una trombosis”. “También incrementan las chances de sufrirla tener algún familiar directo que haya padecido una trombosis sin causa aparente, el consumo de tabaco y de alcohol y la obesidad. Los individuos con obesidad tienen hasta tres veces más probabilidades de presentar un trombo”, sostiene.

“En las mujeres aumentan también el riesgo el uso de medicaciones que contienen hormonas (anticonceptivos orales y terapias de reemplazo) o haber dado a luz recientemente”, aporta.

En muchas personas, a la inactividad se sumó un aumento de peso. Según un relevamiento realizado entre octubre y noviembre de 2020 por la consultora Ipsos, 4 de cada 10 argentinos subieron en promedio 7,5 kilos a causa de la pandemia.

El mismo trabajo concluye que un 28% manifestó haber reducido su tiempo de ejercicio y el 5% reconoció haber empezado a fumar.

No existen controles específicos para prevenir la trombosis, salvo en los casos de antecedentes familiares. La recomendación general de Puente es hacerse los chequeos correspondientes para tratar los factores de riesgo que pueden derivar en este mecanismo. Entre ellos, también cuenta que figuran la hipertensión arterial y la diabetes.

Las recomendaciones principales incluyen caminar por lo menos 30 minutos al día, preferentemente a un ritmo apurado; y realizar pausas activas en el trabajo de 5 minutos cada una hora y media. En ese tiempo, la persona puede hacer ejercicios que involucren brazos y piernas.

Por último, sugieren tomar abundante agua, incluir en la dieta frutas y verduras en forma regular y no fumar.

La trombosis en númerosDesde el Grupo CAHT estiman que una de cada 4 muertes en todo el mundo es producida por enfermedades causadas por trombosis.

Según el último informe de Estadísticas Vitales del Ministerio de Salud de la Nación, fallecen en la Argentina 97.264 personas cada año por enfermedades del sistema circulatorio. Esto representa el 30,5% del total de muertes por causas “definidas” (318.477) en nuestro país y el 28,5% sobre el acumulado de fallecimientos por todas las causas.

Por el día mundial y bajo el lema “Abre tus ojos a la trombosis” se iluminarán de rojo y azul monumentos emblemáticos como el Puente de la Mujer, el Planetario, la Torre Monumental (ex Torre de los Ingleses) y la Floralis Genérica.

AS

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA