Por las trabas para exportar maíz, alertan que los productores podrían perder U$S1.100 millones por año

El Gobierno decidió limitar las exportaciones de maíz al alcanzar el total del saldo exportable (38,5 millones de toneladas), habilitándose sólo las exportaciones a corto plazo (30 días) confirmadas, y desde el campo ven que los únicos perjudicados de la medida serán los productores que cobrarían menos por su cosecha.El economista de la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo…

por-las-trabas-para-exportar-maiz,-alertan-que-los-productores-podrian-perder-u$s1.100-millones-por-ano

El Gobierno decidió limitar las exportaciones de maíz al alcanzar el total del saldo exportable (38,5 millones de toneladas), habilitándose sólo las exportaciones a corto plazo (30 días) confirmadas, y desde el campo ven que los únicos perjudicados de la medida serán los productores que cobrarían menos por su cosecha.

El economista de la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA), David Miazzo, dijo que la intervención en el mercado de maíz podría tener el mismo efecto que tuvieron los Roe durante el período 2008-2015. Según Miazzo, esta decisión hizo que el precio del maiz disponible bajara 8% en promedio en aquel lapso.

 “Cuando se limita la exportación, se reduce la competencia por el maíz. Como todos los actores tienen su cuota asegurada y saben que van a conseguirlo, hace bajar los precios internos”, explicó. “Eso se vio claramente en estos 8 años había diferencia entre el disponible y el FOB que no estaba explicada por los gastos, ni por cuestiones de mercados ni por los derechos de exportación”, agregó.

En este sentido, Miazzo calculó que sobre un precio FOB actual de 240 dólares, y una producción de 58,5 millones de toneladas, los productores podrían tener una perdida de 1.100 millones de dólares por año. “Si a partir de hoy empiezan a ver las intervenciones, como se dio en el de la carne, terminará teniendo el mismo efecto en los precios que tuvieron los Roe, que en definitiva terminaron siendo lo mismo: a partir del saldo exportable iban autorizando las exportaciones”, sostuvo.

Por su parte, el presidente de la Cadena Argentina de Maíz y Sorgo (Maizar), Alberto Morelli, criticó esta nueva intervención del Gobierno y afirmó que hay suficiente maiz en Argentina para que se mantengan abiertas las exportaciones. “No esperábamos que se haga pese a los rumores de suba de retenciones y del cierre del registro.”, dijo Morelli, y adelantó que van a pedir una reunión con el Gobierno para analizar los alcances de la medida.

También la mesa de enlace se sumó a las críticas por la decisión de limitar las exportaciones de maíz. “Burocratizar aún más el régimen de exportaciones y desalentar la producción son malas señales para un país que necesita desarrollo productivo, generación de divisas genuinas, y producir empleo y trabajo”, se quejaron ñlos ruralistas

En este sentido, los dirigentes rurales indicaron que el sector necesita recuperar el camino de la transparencia de los mercados, para restituir la confianza de los actores económicos y mantener la inversión y uso de tecnologías necesarias para alcanzar una mayor producción, contribuyendo al desarrollo de las actividades económicas del país.

“Esperamos que la experiencia de la que tratamos de salir en la cadena de la carne sirva como antecedente y muestra de que cuando se producen modificaciones por decisiones inconsultas, se generan daños en toda la cadena, afectando a los productores y resquebrajando la credibilidad de nuestro país ante el mundo”, cerraron.

En tanto, desde el Ministerio de Agricultura aseguraron que “las exportaciones de maíz están abiertas”, y destacaron que “la Argentina va a exportar un récord histórico de 38,5 millones de toneladas” en la próxima campaña.

“No existe limitación ni cepo a la exportación de maíz, cuando la Argentina alcanzó un récord de exportación”, afirmaron desde la subsecretaría de Mercados Agropecuarios en un comunicado.

El ministerio de Agricultura especificó que modificó la tramitación de las ventas al exterior del cereal, pero descartó que haya un cierre de las exportaciones, como ocurrió con la carne.

“Las exportaciones están abiertas. La cartera decidió priorizar las Declaraciones Juradas de Ventas al Exterior (DJVE) fehacientemente respaldadas por compras físicas y con barcos nominados con fecha cierta”, aseguraron desde la cartera, a través de un comunicado de prensa oficial.

“El productor rural tiene que tener la plena certeza de que es la base de esta cadena de valor y que en ningún momento se actuará con alguna medida que lo perjudique”, indicaron.

Mal recuerdoEsta misma administración, cuando la cartera agropecuaria estaba ocupado por Luis Basterra, había prohibido las exportaciones de maíz por dos mes. Fue el 30 de diciembre de 2020.

Según las explicaciones oficiales, el objetivo en aquella oportunidad era asegurar el abastecimiento interno durante los meses del verano cuando la oferta de cereal tiende a escasear.

Luego de varias idas y vueltas, con un paro agropecuario de por medio, el Gobierno habilitó un cupo de 30.000 toneladas y finalmente, liberó completamente los embarques del cereal.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA