Los 80 goles de Lionel Messi: desde el primero a Croacia en 2006 al último con Uruguay

“Es importante haber convertido mi primer gol con la Selección Mayor y estoy muy conforme con mi rendimiento, pero todo eso queda opacado por la derrota. Igual, confío en que llegaremos bien al Mundial”.La voz juvenil, tímida, adolescente de Lionel Messi resonaba en todos los micrófonos aquel 1 de marzo de 2006, cuando anotó el…

los-80-goles-de-lionel-messi:-desde-el-primero-a-croacia-en-2006-al-ultimo-con-uruguay

“Es importante haber convertido mi primer gol con la Selección Mayor y estoy muy conforme con mi rendimiento, pero todo eso queda opacado por la derrota. Igual, confío en que llegaremos bien al Mundial”.

La voz juvenil, tímida, adolescente de Lionel Messi resonaba en todos los micrófonos aquel 1 de marzo de 2006, cuando anotó el primero de sus 80 goles en celeste y blanco en un amistoso ante Croacia (2-3) en Basilea, Suiza. ¿Imaginaba aquel pibe de apenas 17 años que se convertiría en un símbolo del seleccionado? ¿Auguraban los especialistas que derribaría todos los récords posibles? ¿Soñaban los hinchas que un día el Monumental se rendiría a sus pies al grito de “Messsssi, Messsssiii” como tantas jornadas en el Camp Nou?

Lo contó Enrique Gastañaga, enviado especial de Clarín a aquel encuentro, al día siguiente: “Y generó otro impacto semejante la belleza individual gestada ahí nomás por el mismo pibe que deslumbra a propios y extraños: Tomás fracasó otra vez, Messi encaró, dibujó la diagonal de la derecha hacia el medio, como más le gusta, y colocó un zurdazo a media altura, sabroso. Su primer gol entre los mayores no debería ser uno más…”.

Tampoco fue uno más el último, el del domingo 10 de octubre de 2021 en el Monumental. De las 80 conquistas fue la menos buscada. Porque esa asistencia llovida la dibujó cuando vio que Nicolás González tiraba la diagonal, pero la zurda en alto del jugador de la Fiorentina no llegó a rozar el balón. Nico enseguida se dio vuelta y lo miró al 10, en una advertencia clara de que el gol había sido del capitán. “¿La tocaste, la tocaste?”, le preguntaban, incluso el propio Lio, en pleno festejo.

En el medio de los festejos, una pregunta.: “La tocaste”. Foto: Germán Garcia Adrasti

Los registros dicen que el primer gol lo anotó con unos botines negros +F50 Tunit recién estrenados, luego de firmar el primer acuerdo con Adidas, empresa deportiva a la que sigue vinculado. Y que él mismo personalizó el calzado eligiendo eligió el color, las plantillas y los tapones. El gol 80 del domingo, como desde junio de este año, el delantero del PSG los hizo con botines dorados. Los X Speedflow “Retorno”, por el retorno a las fuentes: recuerdan a las F30 y F50 que Messi usaba hace 15 años atrás.

Seis años después, apenas había convertido 18 goles más. Arrastraba una sequía con apenas 4 goles en 2011. El destape sucedió un día bisiesto de 2012 en Berna, Suiza. Lio anotó su primer hat-trick en el amistoso ante el local (3-1) en el Stade Suisse, aquel 29 de febrero. “Para nosotros es una bendición tenerlo, lo tenemos que cobijar, ayudar entre todos: cuerpo técnico y compañeros”, contó Alejandro Sabella, el técnico de aquel momento.

“Hace tiempo que esperaba un día así en la Selección. En muchos partidos, me costaba convertir, se me había negado el gol. Por suerte, esta vez, pude hacer tres. Llegaron juntos. Pero, más allá de mi rendimiento,estoy feliz porque ganamos”, decía Messi a este periodista en un breve mano a mano en la zona mixta del moderno estadio suizo. Ese año anotaría otros 9 goles en 8 partidos. Fue su mejor producción anual: 12 gritos en 9 encuentros.

“¿Si algún día se apaga Messi, quién se puede encender?”, se preguntaba Clarín al día siguiente. Y contábamos: “Aquí en Berna, otro genio pero de la física, Albert Einstein sostenía que lo único constante en el universo era la velocidad de la luz en el vacío y presentó otra manera de concebir el espacio, el tiempo y el universo, porque nada puede ser más veloz que la luz. Messi, con su juego y con sus tres goles, volvió a demostrar que lo único constante en la Selección Argentina es él. Siempre juega bien. Messi concibe de una manera el fútbol, los espacios y los tiempos, Y no hay nadie más rápido que Messi en el fútbol actual. No hay nadie más importante en el equipo de Sabella que Messi. La Selección Argentina es Messi y diez más. Pero, ¿hay algo más que Messi?”

Una década después hay un grupo de jóvenes a su alrededor que tratan de responder en la cancha aquellas incertidumbres. También hubo certeza en el Monumental luego del partido cuando recibió el reconocimiento por ser el máximo goleador de selecciones en Sudamérica. Lo logró ante Bolivia, cuando llegó a los 78 y superó a Pelé. Ahora estiró la ventaja a ochenta.

Messi recibe de Chiqui Tapia el reconocimiento por ser el sudamericano más goleador en selecciones. Foto: Juan Manuel Foglia.

Las estadísticas de Leo al detalle Los números dirán que por ahora, el crack rosarino anotó 73 goles con la pierna izquierda, 5 con la derecha y 2 de cabeza; que hizo 40 en el primer tiempo y 40 en el segundo; que 26 fueron en la Argentina, 22 como visitante y 32 en cancha neutral; que la mayoria, 55, los hizo en el área grande, 7 en la chica y 18 desde afuera del área; que en 69 de los 80 goles llevaba el 10 en la espalda, otros 9 el 18 y en 2 el 19.

También, que Bolivia es el rival al que más le convirtió (8) y que Carlos Lampe, actual arquero de Vélez, el que más lo sufrió (6); que el Pipita Gonzalo Higuaín es el que le dio más asistencias (7); que hizo 18 de penal y 8 de tiro libre; que 24 veces hizo el 1-0 para Argentina; y que el Monumental es el estadio en el que hizo más goles, 12.

Desde su debut el 17 de agosto de 2005 se adueñó de casi todos los récords en la historia de la Selección Argentina: máxima presencia (156), máximo goleador (80), más partidos en Eliminatorias (55), más goles en Eliminatorias (27), máxima presencia en Copa América (34) y más tripletes (7).

Además, es el máximo asistidor, con 47. El domingo, en el Monumental, iba a camino a la asistencia 48 y se transformó en su gol 80. Es decir, su participación directa en los festejos de Argentina en los 156 encuentros disputados es de 137 goles.

El domingo después de la victoria ante Uruguay no habló de su inesperado gol. Reflexionó sobre el resultado, sobre el camino a Qatar y la importancia de ganar de local, elogió a Dibu Martínez y remarcó el momento que está viviendo en la Selección con los hinchas. “Lo de la gente es impresionante, cada vez más lindo poder vivir y disfrutar esto. La comunión entre el equipo y la gente hace que nos ayude, que nos lleve cuando las cosas van mal. Ahora por suerte vienen las cosas de cara y es más fácil, con el envión… Ojalá esta comunión con la gente dure mucho tiempo”. Y se fue sin lágrimas, pero feliz, como todos los argentinos..

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA