El mercado ‘compra’ un resultado electoral parejo o un triunfo apretado de la oposición

El mercado “compró” un resultado parejo o leve a favor de la oposición en las elecciones primarias de mañana, basado en encuestas y la definición de comicios provinciales como Corrientes. Según analistas de ALyCs y asesores financieros, ese escenario sería el “óptimo” para el rumbo de los activos y los dólares financieros. “Daría buenos retornos…

el-mercado-‘compra’-un-resultado-electoral-parejo-o-un-triunfo-apretado-de-la-oposicion

El mercado “compró” un resultado parejo o leve a favor de la oposición en las elecciones primarias de mañana, basado en encuestas y la definición de comicios provinciales como Corrientes. Según analistas de ALyCs y asesores financieros, ese escenario sería el “óptimo” para el rumbo de los activos y los dólares financieros.

“Daría buenos retornos más sostenibles en el tiempo que un resultado muy positivo para la oposición que provoque un buen shock en acciones y bonos en el corto plazo, pero quizás genere una política más radicalizada del oficialismo en el manejo de la macro, lo que no favorece a los mercados en el mediano plazo”, alegó Lucas Yatche, de Liebre Capital.

En sintonía, el analista financiero Christian Buteler juzgó que “un virtual empate o una diferencia chica para cualquiera de las dos fuerzas políticas sería lo mejor; un dato catastrófico para el Gobierno podría llevar a que radicalice sus posturas”.

De igual mirada, Adrián Yarde Buller, de Facimex Valores, opinó que “es factible que si el oficialismo no obtiene los resultados que espera en las primarias, el equipo económico busque profundizar los estímulos fiscales y sostener el ancla cambiaria apostando por mejorar su desempeño en las elecciones de noviembre.

También Federico Broggi, de Invertir en Bolsa evaluó que “un gobierno dando mayor ayuda social y aumentando el gasto público, deterioraría los indicadores macroeconómicos, y la euforia inicial del mercado se terminaría diluyendo”.

A su vez, Sabrina Corujo, de PPI, comentó que “el mercado anticipó un resultado parejo o a favor de la oposición, lo que se vio reflejado en las cotizaciones, en base que se entiende que eso quizás limite el poder del oficialismo para algunas políticas y presione a solucionar desequilibrios macroeconómicos”.

Sin temblor. Más allá de quién gane o pierda, los analistas no ven chances de un sismo financiero como ocurrió tras las PASO de 2019, cuando la mayoría de los sondeos fallaron y el binomio de Alberto y Cristina Fernández se impuso por amplia ventaja a Mauricio Macri, que buscaba la reelección presidencial.

“Ahí, el Merval cayó de los US$ 900 a US$ 400 y el dólar subió un 20%. Hoy encontramos más diferencias que similitudes. Los precios de los activos ya están por el suelo y no es lo mismo caer de un piso 9 que de un 4”, graficó Ezequiel Starobinsky, líder de Liebre.

Los analistas, además, opinan que el resultado de las elecciones legislativas “no es tan crucial” como en una presidencial. “Esta elección no te garantiza que este gobierno vaya a terminar ni que va a seguir después de 2023 si le va bien”, argumentó Buteler.

Para Yarde Buller, de Facimex Valores, “la lectura del mercado estará más relacionada con las señales hacia 2022-23”. “La gran pregunta para imaginar el desempeño de los activos, es si los resultados pueden forzar un giro de políticas hacia un sendero que apueste por la corrección de los desequilibrios macroeconómicos en los próximos años o crearán incentivos para que se mantenga el statu quo”, afirmó.

Javier Timerman, managing partner de AdCap, planteó que “Wall Street está muy dividido: están los que ven un rally si gana Juntos por el Cambio porque creen que eso los pondría como favoritos para el 2023, y están los que creen que si al Frente de Todos le va mal o tiene un pobre resultado es malo para las perspectivas de reforma, de cierta moderación en su discurso y de un acuerdo con el FMI que tenga algo más de sustancia que solo patear vencimientos”.

“Creo que el escenario es complejo por la falta de financiamiento y la necesidad del Banco Central de asistir al Tesoro, así que pierda o gane el Gobierno va a acelerar su negociación con el FMI. No veo un escenario de caída fuerte como en el 2019 gane quién gane”, agregó.

Dólares. Los analistas concuerdan que si gana la oposición la presión sobre el CCL y MEP puede disminuir aunque habrá volatilidad, pero si el oficialismo obtiene un resultado muy favorable vislumbran que la brecha cambiaria se ampliará por lo cual estiman que se pondrán más regulaciones sobre las divisas financieras o restricciones a importadores.

Para Buteler, “si gana el oficialismo puede haber un dólar más demandado, van a salir a calmarlo, podría subir $ 3 o $ 4 pesos, pero no lo veo saltando $ 20 como en 2019;  pero más allá del resultado del domingo, el blue para fin de año va a estar en torno a $ 200, y el MEP y CCL en $ 190 por la cantidad de pesos que están emitiendo y la escasez de dólares”.

Acciones y Bonos. Para Broggi, si gana el oficialismo “el rally que tuvieron las acciones podría corregirse”. Si triunfa la oposición, espero una suba, aunque no descarto que luego se vaya diluyendo”, aseguró. Yatche también prevé un alza “pero no tan fuerte como fue en las PASO de 2013, cuando perdió el kichnerismo y subió 40% en dólares en pocos meses”.

Para Paula Gándara, de AdCap, “si gana el oficialismo, no habrá un temblor porque los precios de bonos y acciones ya están baratos, y si triunfa la oposición puede seguir el alza, pero ganancia desmesurada no habrá, porque para un rally sostenido se necesitan medidas concretas y un plan económico integral”.

Si gana la oposición, Yachte ve “mayor potencial en los bonos soberanos, principalmente los new identure (AL30, GD35), que son más cortos en dólares y que están castigados en relación a sus precios, sus paridades, mientras que en un escenario donde triunfa el Gobierno habrá bajas generalizadas de títulos”.

Cuáles serán las acciones ganadoras

Santiago Ruiz Guiñazú, de AdCap, estima que si triunfa la oposicion, subirán más  las energéticas y los bancos: Pampa, Edenor, TGS, Banco Macro, Galicia.

“La política energética de la oposición  está vinculada al objetivo de alcanzar un resultado fiscal primario equilibrado, es de esperar que las empresas tengan mayor flexibilidad para adaptar en el tiempo sus tarifas a niveles similares a la inflación”. “Por los bancos, creemos que el marco regulatorio sería más flexible dado que, en la pandemia, el oficialismo intervino más activamente el sector. Es factible que la oposición desarme algunas regulaciones”, alegó.   

Si vence el oficialismo, las acciones ganadoras serán Ternium Argentina, Mirgor, Bolsas y Mercados (BYMA).

“Ternium, seguirá beneficiándose de los altos precios del acero. Mirgor se puede beneficiar de las políticas orientadas al consumo. Y al estar adherida al régimen de promoción industrial en Tierra del Fuego, goza de beneficios aduaneros e impositivos. En el caso de BYMA, se seguirá beneficiando de la continua emisión del Tesoro”, estimó.