Final entre adolescentes: Emma Raducanu avanzó a la final del US Open y se enfrentará con Leylah Fernández

La tenista británica Emma Raducanu, de 18 años, arrasó este jueves ante la griega Maria Sakkari, en las semifinales del US Open de Estados Unidos, y disputará una “final de adolecentes” ante Leylah Fernández, la revelación canadiense de 19 años.Raducanu (150° del ranking mundial), quien se convirtió en la primera finalista de un Grand Slam partiendo desde…

final-entre-adolescentes:-emma-raducanu-avanzo-a-la-final-del-us-open-y-se-enfrentara-con-leylah-fernandez

La tenista británica Emma Raducanu, de 18 años, arrasó este jueves ante la griega Maria Sakkari, en las semifinales del US Open de Estados Unidos, y disputará una “final de adolecentes” ante Leylah Fernández, la revelación canadiense de 19 años.

Raducanu (150° del ranking mundial), quien se convirtió en la primera finalista de un Grand Slam partiendo desde la fase de clasificación, se impuso ante Sakkari (18°), por 6-1 y 6-4 en una hora y 23 minutos de juego, en la pista central de Flushing Meadows.

De esa manera, la británica, que no cedió ningún set en el torneo, se enfrentará este sábado en la final ante otra joven prodigio, Fernández, quien venció este jueves a la bielorrusa Aryna Sabalenka, número dos en el escalafón mundial, por 7-6 (7-3), 4-6 y 6-4 en dos horas y 20 minutos.

Ambas protagonizarán la primera final de Grand Slam entre menores de 20 años desde que Serena Williams (17 años) venció a Martina Hingis (18) en el US Open de 1999.

“Honestamente, hoy no pensaba en nadie más, salvo yo misma. Vengo de la fase de calificación, técnicamente no tengo presión”, manifestó la británica ante la prensa. 

La britanica Emma Raducanu, finalista del US Open. Foto AP

Si se compara la precocidad de estas jugadoras con la de una superestrella como Serena Williams, la estadounidense conquistó el primero de sus 23 títulos de Grand Slam a los 17 años en el US Open de 1999, tres años antes de que nacieran Raducanu y Fernández.

La británica, de madre china y padre rumano, ya rompió numerosas marcas de precocidad en el que es apenas su segundo torneo grande.

Su primera irrupción fue en junio en el pasado Wimbledon, ante su público, donde alcanzó los octavos de final convirtiéndose en una nueva figura del deporte de su país.

En Nueva York, donde lleva disputados nueve partidos en 16 días, se convirtió en la finalista de un Grand Slam más joven desde Maria Sharapova en 2004, cuando tenía 17 años.

La britanica Emma Raducanu, finalista del US Open. Foto AP

Nacida en Canadá y criada desde pequeña en Londres, Raducanu tendrá la oportunidad de ser la primera británica que gana un título de Grand Slam desde Virginia Wade, en Wimbledon, en 1977.

Por su parte, Sakkari, de 26 años, llegaba a su segunda semifinal de Grand Slam del año, tras la de Roland Garros, después de batir a tres de las 10 primeras cabezas de serie: las checas Karolina Pliskova (4º) y Petra Kvitova (10º) y la canadiense Bianca Andreescu (6º), campeona del US Open de 2019.

Pero nada más empezar el juego, Raducanu le aplicó dos golpes emocionales. En el segundo game remontó un 40-0 en contra para quebrarle el servicio y, en el tercero, otro 40-0 para mantener el suyo.

Leylah Fernández, primera finalista del US Open. Foto Reuters

La griega se marchó a cambiarse el vestuario, pero a su regreso la tendencia no cambió y Raducanu consiguió un segundo quiebre para colocarse 4-0.

A Sakkari la estaba traicionando su servicio, el mismo con el que encadenó 22 puntos seguidos en los cuartos ante Pliskova.

A diferencia de la checa, que regaló demasiados errores no forzados, Raducanu se lució en la devolución y alargó los puntos a la espera de que la griega se precipitara.

Con una clase magistral de tenis defensivo y asegurando sus ataques, la británica se hizo con el primer set por un imponente 6-1 en apenas 36 minutos.

Leylah Fernández no lo puede creer: es finalista del US Open. Foto Reuters

En el segundo capítulo, la joven mantuvo la presión sobre el saque de Sakkari y volvió a quebrar en el tercer game para adelantarse por 2-1.

La griega sacó entonces su afamada garra para salvar dos pelotas de ruptura y quebrar después a Raducanu para acercarse 4-3, celebrándolo con rabia.

Sakkari, sin embargo, necesitaba de un segundo quiebre que no le permitió Raducanu, quien llega a a la final con un registro inmaculado de 18 sets ganados y ninguno perdido.

Con información de AFP.

DB​

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA