Federico Fernández, el argentino que tendrá la dura tarea de marcar a Cristiano Ronaldo en su regreso a Manchester United

Ese marcador central de Newcastle de Inglaterra que se llama Federico Fernández, que nació en Tres Algarrobos hace 32 años y que estará en los ojos de todos los futboleros del mundo porque marcará a Cristiano Ronaldo en su regreso a Manchester United nada más ni nada menos que en el mítico Old Trafford, es…

federico-fernandez,-el-argentino-que-tendra-la-dura-tarea-de-marcar-a-cristiano-ronaldo-en-su-regreso-a-manchester-united

Ese marcador central de Newcastle de Inglaterra que se llama Federico Fernández, que nació en Tres Algarrobos hace 32 años y que estará en los ojos de todos los futboleros del mundo porque marcará a Cristiano Ronaldo en su regreso a Manchester United nada más ni nada menos que en el mítico Old Trafford, es futbolista profesional por una corazonada. O tal vez convendría escribirse por un cabeza dura o un soñador. Y la historia lo tiene a Federico como actor secundario y a su padre, Carlos Daniel, como el protagonista estelar. “¿Nunca pensó en llevarlo a probar al pibe?”, le preguntaron a Carlos en General Villegas, luego de un partido de Sports Tres Algarrobos en esa ciudad. Y algo se encendió en ese momento.

Investigó Carlos Daniel y leyendo el diario local encontró una prueba que River haría en la zona. No la superó. Pero no se quedó con eso el papá. Recordó sus épocas de estudiante universitario en La Plata y se animó a llamar a la sede de Estudiantes, ubicada en Avenida 53. “Tengo un hijo de 13 años que juega de central, mide un metro ochenta y cabecea muy bien. Quiero que lo prueben”, pidió con vehemencia. “Se ve que me vendió muy bien”, dice ahora Federico a la distancia, emocional y geográfica, desde Inglaterra. Y amplía: “Me acuerdo de que nos preguntaron si andaba bien en el colegio y si podía faltar una semana para que me probaran. Fui en julio de 2003. Entrené con los chicos de mi categoría y después me quedaba con José Pascuttini, que estaba de coordinador, cabeceando o practicando cierres. Ahí me ficharon y me dijeron que vuelva en enero de 2004”.

Pero la historia no termina ahí para el Pájaro, que ya había debutado en la Primera de Sports, con solo 13 años, en la Liga del Oeste. “A la prueba con Estudiantes me tenía que presentar un lunes y fuimos el sábado a La Plata. Estuvimos paseando en el Bosque y mi viejo alquiló un barquito para meternos al lago. ‘Hacé piernas que tenés que llegar con fuerza a la prueba’, me dijo. Así que me hizo pedalear como una hora”, cuenta entre risas el zaguero que jugó 32 partidos en la Selección Argentina y marcó 3 goles.Y agrega: “En las vacaciones de verano o invierno me volvía al pueblo y cuando iba a hacer las rutinas a la cancha de Sports, mi viejo llevaba el auto, abría las puertas y me ponía música para que el entrenamiento sea más divertido”.  

Un joven Federico con su padre, en Tres Algarrobos y a caballo.

-Del barquito en el Bosque a jugar en Old Trafford en la vuelta de Cristiano Ronaldo…

-Los momentos lindos que te regala el fútbol. Es cuando pensás que tanto esfuerzo valió la pena. Tenemos como equipo una linda presión porque no solo vamos a jugar contra Cristiano Ronaldo sino que estará enfrente el United, que tiene un equipazo. Son situaciones en las que querés estar sí o sí, que te motivan. 

-Vas a enfrentar por primera vez a Ronaldo. ¿Cómo se lo marca? 

-Sí, nunca me tocó jugar contra él, ni en clubes ni en Selección. Está claro que es un jugador bárbaro, que tiene 36 años y parece de 25. Está físicamente impecable y juega 90 minutos tras 90 minutos tras 90 minutos. No para nunca y está siempre arriba. Va a ser un lindo desafío.

-¿Se puede meter un poquito en la Premier League? 

-A los defensores centrales nos gusta el roce, el cuerpo a cuerpo; lo necesitamos. Pero el fútbol ha ido cambiando en los últimos años, mucho más con el VAR: sentís que estás observado todo el tiempo. Antes te podías permitir alguna picardía, pero ahora sería una irresponsabilidad. Y no hablo de un planchazo o algo descalificador. En la Premier se juega fuerte y con lealtad; es un fútbol muy dinámico.

Fede Fernández marcando a Sadio Mané. Photo: Scott Heppell/PA Wire/dpa

-¿Es la mejor liga del mundo?

-Sí. Los 20 equipos tienen un nivel de competitividad muy grande y hay enormes jugadores. Encima, este mercado de pases fue el mejor de la historia. La llegada de Ronaldo y Lukaku le da otro plus. Pero más allá de lo futbolístico, lo que sorprende es el nivel de organización y los estadios. Por suerte con el club firmé por dos temporadas más: mi objetivo es seguir compitiendo en este nivel.

A Federico ya no lo podrá ver su padre en el duelo contra Cristiano Ronaldo (falleció en 2017), pero cuenta que, mientras estuvo, no se perdió un partido. Lo mismo que su mamá Claudia, docente de profesión, que pasa sus días en la tranquilidad de Tres Algarrobos, desde donde estará prendida al televisor este sábado por la mañana.

“Tantos mis viejos como mis hermanos me han acompañado en todo momento. Pudieron verme jugar en el Mundial de Brasil, pero también iban cuando jugaba en las Inferiores de Estudiantes. Y siempre me acompañaron en silencio. Recuerdo un par de partidos que metí goles en Inferiores y en el festejo intentaba encontrar a mi viejo para dedicarle el gol. Pero se escondía porque no quería que su figura se convierta en una presión para mí”, analiza Federico.

El Pájaro marcando a Lukaku en 2018. (Photo by Oli SCARFF / AFP) /

-¿El Mundial es lo máximo para un jugador?

-Cantar el himno nacional en un Mundial es maravilloso. Lo mismo que caminar por los pasillos del estadio antes de salir a la cancha. Son momentos donde te pasan mil emociones por la cabeza. Después, arranca el partido y te olvidás. Pero el antes es muy lindo. Mucho más si el estadio está lleno de argentinos, como nos pasó a nosotros en Brasil 2014.

-¿Todavía duele la final perdida contra Alemania?

-Es una espina que va a quedar para siempre. El fútbol a veces se define por una jugada y esa vez les tocó a ellos. Pero todos los que estuvimos ahí nos podemos mirar a los ojos porque sabemos que lo dimos todo. La planificación de Alejandro (Sabella) y la ejecución del partido fue muy buena. Faltó que el detalle sea a nuestro favor. Creo que la gente se sintió identificada con el equipo, que fue de menos a más en el proceso, por los valores que transmitía.

-¿Qué te generó que Lionel Messi sea campeón de la Copa América?

Alegría por él y por el resto de los chicos a los que les tocó perder un par de finales. A Leo le mandé un mensaje para felicitarlo. Pero más allá del triunfo, lo más importante que dejaron fue el mensaje. Se cayeron y se levantaron muchas veces, lo siguieron intentando hasta que lo lograron. Eso suele pasar en la vida, no solo en el fútbol. Las oportunidades están y hay que buscarlas sin bajar los brazos y con la frente en alto.

Fede Fernández lleva ocho años viviendo en Reino Unido: jugó en Swansea de 2014 a 2018 y desde entonces defiende la camiseta de Newcastle; en Premier League acumula 195 partidos con 4 goles. El Pájaro comparte sus días con su compañera de vida, Florencia, y sus dos hijas, Valentina (5) y Victoria (2).

Dice estar cómodo en el país británico, pero siempre extraña a su pequeño rincón en el mundo, Tres Algarrobos (o Cuenca, para los de la zona). “Victoria nació en mayo de 2019 y todavía no fuimos a Argentina. Solo la conoce mi mamá, que vino para el nacimiento. Después vino la pandemia y priorizamos la salud. Los países de Sudamérica tienen alerta roja y si algún familiar viene, tiene que hacer una cuarentena de 10 días. No nos podemos quejar, pero es duro. Esperemos que dentro de un tiempito vuelva todo a la normalidad para poder ir al pueblo, a ver a los amigos y a los Rojos de Sports”, cierra el Pájaro.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA