Las expensas llegan con ajustes por el aumento a los encargados de edificios

Las paritarias cerradas con el gremio de los encargados de edificios, quienes recibieron un aumento del 10% en julio, empezarán a reflejarse en las expensas que se liquidan en julio, y vencen primeros días de agosto. Asi, el aumento que recibirán los encargados tras el acuerdo logrado por el Sindicato Único de Trabajadores de Edificios de…

las-expensas-llegan-con-ajustes-por-el-aumento-a-los-encargados-de-edificios

Las paritarias cerradas con el gremio de los encargados de edificios, quienes recibieron un aumento del 10% en julio, empezarán a reflejarse en las expensas que se liquidan en julio, y vencen primeros días de agosto.

Asi, el aumento que recibirán los encargados tras el acuerdo logrado por el Sindicato Único de Trabajadores de Edificios de Renta y Horizontal (SUTERH), tendrá una incidencia aproximada –dependiendo de diversos factores- del 8% en el costo de las expensas, según Octavo Piso, un sistema web de gestión de consorcio. Por ejemplo, un departamento de dos ambientes que paga ahora unos $7.000 de expensas, pasará a pagar en agosto $7.560.

El gremio de los porteros fue el primero en lograr una revisión de la paritaria que -en marzo pasado- había alcanzado el 32% de aumento. Pero, debido a la presión inflacionaria, la revisión hizo que el gremio pactara el pago adicional de cuotas extra por $8.000 mensuales hasta el mes de febrero del año que viene. Con lo cual, el ajuste de los sueldos de los encargados se cerró con un alza del 44,8% anual. Es decir que, en un año, las expensas aumentarán entre 25 y 30%, según las cámaras del sector. Dado que el peso de los salarios de los encargados oscila entre el 55% y 60% en el valor total de las expensas.

Según los cálculos de Octavo Piso, la incidencia de los sueldos de los encargados es menor, sin embargo sigue siendo el concepto más significativo en el aumento de las expensas, coinciden. En orden de importancia, en cuanto a su porcentaje, le siguen abonos de servicios, los servicios públicos, y el mantenimiento de áreas comunes. El resto de los ítems inciden en menos del 10%”, según esta fuente.

“En mantenimiento de espacios comunes lo más habitual son los arreglos por humedad o roturas de caños. Un problema menor, como puede ser una pérdida en una unión, genera agua, que produce humedad, y termina siendo un espiral. Otros casos habituales son edificios viejos con problemas en la instalación de gas, con los tanques o también los ascensores”, explican en el sitio.

En base a los datos obtenidos por Octavo Piso, que tiene más de 100.000 usuarios en Capital Federal y el interior, si se comparan las expensas de mayo del 2021 contra las del mismo mes del año pasado, es muy difícil encontrar un patrón único y claro sobre el porcentaje de aumento y las causas.

“Las razones son varias. Una de ellas es que los servicios se congelaron por la pandemia, mientras que muchas expensas disminuyeron el costo por el ingreso del ATP. Por otro lado, hay otras que aumentaron mucho, pero la razón es que han encarado obras de mantenimiento”.

Entre los servicios que tuvieron un incremento importante está vigilancia. Los edificios que tienen seguridad las 24 horas pagan tres turnos y eso encarece mucho las expensas. Algunos edificios, en lugar de tener encargado cómo planta permanente, contratan una empresa de servicios de limpieza, que entra como abono de servicios.

“El otro concepto que encareció las expensas, como gasto fijo, es el mantenimiento de ascensores”, según la fuente. De todas maneras, la variación más importante estará en las expensas de julio, por el aumento otorgado a los encargados de los edificios.

Los progresivos ajustes en las expensas de los edificios como consecuencia de la inflación, produjeron un aumento en la morosidad del pago. Hoy, en los edificios de la Capital Federal, la morosidad (entre quienes adeudan dos o tres meses de expensas, no quienes están en litigio) se encuentra en el 15%, estimativamente. Cuando, en épocas normales se ubicaría entre el 5 y el 10%.

Claramente, la morosidad creció con más intensidad en los inmuebles de oficinas y centros comerciales (20%) que en las viviendas particulares, sobretodo en las zonas del Centro o macrocentro.

SN

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA