La crisis global de desperdicio de alimentos es mayor de lo pensado

Más de 2.000 millones de toneladas de alimentos no son consumidos en todo el mundo, casi el doble de lo que se pensaba, según un nuevo informe. Se estima que 2.500 millones de toneladas de alimentos se perdieron en granjas o fueron desechados por minoristas o consumidores en todo el mundo, lo que representa cerca…

la-crisis-global-de-desperdicio-de-alimentos-es-mayor-de-lo-pensado

Más de 2.000 millones de toneladas de alimentos no son consumidos en todo el mundo, casi el doble de lo que se pensaba, según un nuevo informe.

Se estima que 2.500 millones de toneladas de alimentos se perdieron en granjas o fueron desechados por minoristas o consumidores en todo el mundo, lo que representa cerca del 40% de la producción, según una investigación de World Wildlife Fund y el minorista británico Tesco Plc. La cifra supera las estimaciones anteriores en alrededor de 1.200 millones de toneladas, dijeron en el informe, agregando que la agricultura en los países más ricos tiene una mayor responsabilidad de la que se suponía.

Durante años, los investigadores han intentado reunir datos sobre el verdadero alcance del desperdicio de los alimentos, que representa hasta el 10% de las emisiones de gases de efecto invernadero, según el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático. El análisis exhaustivo más reciente sobre la pérdida y el desperdicio totales desde la granja hasta la mesa fue realizado en 2011 por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), que estimó el total en alrededor de 33%.

“Es probable que el problema sea más grande de lo que pensábamos”, dijo en un comunicado Pete Pearson, director de desperdicio de alimentos de WWF. “Sabemos desde hace años que la pérdida y el desperdicio de alimentos es un enorme problema que se puede mitigar, lo que, a su vez, podría reducir el impacto de los sistemas alimentarios en la naturaleza y el clima”.

El nuevo informe, que se basa en la investigación de la FAO, muestra que alrededor de 1.200 millones de toneladas de alimentos se pierden en franjas en una primera cuantificación de las pérdidas totales de alimentos en las granjas desde 2011. Eso se suma a los 931 millones de toneladas desperdiciados a nivel de comercio minorista y consumo que estimó a principios de este año el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente.

Al contrario de suposiciones anteriores que señalaban que la pérdida de alimentos en las granjas era un problema principalmente de regiones más pobres, el informe muestra que los países de ingresos altos y medios de Europa, Norteamérica y Asia industrializada contribuyen con el 58% de la pérdida de cosecha mundial.

Hasta ahora, solo 11 de los 192 planes climáticos nacionales del acuerdo climático de París han mencionado la pérdida y el desperdicio de alimentos. La mayoría de ellos proviene de países africanos que se enfrentan a pérdidas posteriores a la cosecha.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *