A 25 años del incidente, Castrilli contó por qué no le contestaba a Maradona tras expulsarlo

La escena se repite una y otra vez en los programas de archivo y en el imaginario del futbolero en aquellos años noventa de dólar a 1 peso, figuras de renombre en todos los equipos y la tevé apareciendo en las canchas como un protagonista más. Y entre los nombres icónicos de ese tiempo, Diego…

a-25-anos-del-incidente,-castrilli-conto-por-que-no-le-contestaba-a-maradona-tras-expulsarlo

La escena se repite una y otra vez en los programas de archivo y en el imaginario del futbolero en aquellos años noventa de dólar a 1 peso, figuras de renombre en todos los equipos y la tevé apareciendo en las canchas como un protagonista más.

Y entre los nombres icónicos de ese tiempo, Diego Maradona en Boca era la estrella del momento, que buscaba darle a su club un torneo que se le venía postergando. En 1996, la piedra en el zapato del Xeneize fue el Vélez de Carlos Bianchi, que en Liniers le propinó una goleada 5-1  llena de jugadas polémicas que terminó en escándalo: el árbitro era Javier Castrilli.

25 años después, el riguroso Sheriff habló del bochorno que se vivió al suspenderse el partido, con incidentes en la tribuna visitante, jugadores expulsados y un Maradona desencajado que le pedía explicaciones al árbitro. “No te va a contestar, Armando…”, repetía Navarro Montoya tratando de contener a Diego, que no podía entender que el referí ignorara sus reclamos.

En la previa, todo risas para Chilavert y Maradona. En el medio Castrilli, imperturbable.

Este miércoles se cumplió un nuevo aniversario de ese día, el primero tras la muerte de Maradona. Y Castrilli recordó el incidente en ESPN, ciclo que lo tiene como panelista en ESPN F12.

“Uno no puede recordarlo sin sentir un dejo de dolor o angustia, no fue un momento grato para nadie, ni siquiera para la gente de Vélez. Fue un partido absolutamente desnaturalizado, con mucha violencia en la tribuna. Y que no podemos decir que la pasamos bien…”, aclaró Castrilli antes de comenzar su relato, lamentando a la vez lo rápido que pasó el tiempo. “Pareciera ayer que pasó eso”, comentó.

Luego le preguntaron por qué reaccionó con el silencio total ante los reclamos y los insultos de Maradona. “Porque Maradona sabía que había sido expulsado”, respondió rápidamente el Sheriff.

La noche negra de Maradona en cancha de Vélez: Castrilli le sacó tarjeta roja por incitación a la violencia.

Y siguió: “Maradona sabía los motivos por los cuales yo lo había expulsado. A 4 metros hizo señas inequívocas señalándome, en el peor momento de los incidentes, cuando la policía se esforzaba para contener que la gente no ingresara a la cancha. Lo tomé como una incitación a la violencia y procedí a sacarle la tarjeta roja”.

“Cuando le saco la tarjeta roja, él se da vuelta y se va. No había otra lectura que no fuera la que él sabía los motivos. Nunca en mi vida expulsé a un jugador sin que supiera los motivo por los que lo había expulsado”, terminó diciendo el árbitro, que se retiró en el año 1998 tras dirigir en el Mundial de Francia 1998.

“Ese partido lo tomo como un testigo de lo importante que es el VAR en el fútbol”, comentó luego Castrilli, e hizo referencia a una jugada clave que dio comienzo a los reclamos de Boca y disparó el nerviosismo del equipo dirigido por Carlos Bilardo, que al caer derrotado quedaba relegado en la pelea por el campeonato.

Todo Boca reclamó un gol convalidado a favor de Vélez, que significó el empate 1-1. Navarro Montoya sacó un cabezazo del Beto Camps sin que quede claro si la pelota cruzó la línea: el árbitro asistente corrió hacia el medio de la cancha y Castrilli marcó gol. A partir de allí, los nervios y las tarjetas rojas que derivaron en la suspensión del partido por los incidentes en la tribuna.

“Si hubiera existido el VAR, ese partido no solo hubiera tenido un desarrollo distinto sino también un resultado distinto, no se hubiera desnaturalizado”, señaló Castrilli. Y añadió: “Hubiéramos necesitado la tecnología para hacer justicia. Boca venía ganando 1 a 0, con la mejor producción en la era de Maradona y Caniggia, en la cancha de un Vélez que había ganado todo”. 

Por último, sobre su relación con Maradona terminó diciendo: “A Maradona lo admiré profundamente, y nunca más tuve oportunidad de cruzarme con él…”.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA