Borrá tu pasado en Google: cómo cambiar tu reputación online paso a paso

Derecho al olvido, privacidad digital, derecho a la intimidad, difamación online: son términos cada vez más conocidos por los internautas. La actividad diaria de muchos volcó gran parte de su agenda en la web y en aplicaciones online. Al mismo tiempo, la industria de la difamación creció a pasos agigantados. ¿Qué podemos hacer para ganar…

borra-tu-pasado-en-google:-como-cambiar-tu-reputacion-online-paso-a-paso

Derecho al olvido, privacidad digital, derecho a la intimidad, difamación online: son términos cada vez más conocidos por los internautas. La actividad diaria de muchos volcó gran parte de su agenda en la web y en aplicaciones online. Al mismo tiempo, la industria de la difamación creció a pasos agigantados. ¿Qué podemos hacer para ganar esta batalla en la arena virtual?

Una nueva serie de delitos contra las personas, de menor o mayor grado, proliferaron en los últimos años. Hasta el más moderno código de leyes del mundo quedó rápidamente desactualizado.

Robo de identidad digital, estafas online, amenazas con revelar datos o fotos de la intimidad, “sextorsión” o “pornovenganza”, entre otros, son algunas de las múltiples formas actuales con que los nuevos malhechores virtuales cuentan.

Mucho de eso requiere de la rápida denuncia ante la Justicia pero hay algunas herramientas gratuitas que nos pueden ayudar a borrar parte de ese contenido dañino para la persona afectada o víctima. Y esto lo podemos hacer sin pagar un peso a terceros o gestores privados.

La primera recomendación de los especialistas es contactarse con la web en donde haya sido publicado el contenido malicioso y solicitar su eliminación.

Derrota de Google: el caso de Natalia De Negri y el “derecho al olvido”

Quienes se hayan buscado a sí mismos en Google, habrán notado cómo gran parte de sus datos privados son expuestos a un click de distancia a los ojos de cualquier persona.

Muchas de las empresas cuyo principal activo son las bases de datos con información personal sobre situación ante la AFIP, dirección, CUIT, aseguran obtener sus datos de manera legítima. Algunas de ellas acceden rápidamente a retirar la información luego de llegar algunas complejos formularios. Pero es efectivo. Hay otras empresas que al basarse en que la información es pública accesible a través de sitios gubernamentales hacen caso omiso del requerimiento.

Asimismo hay casos de muchas personas que desean borrar su pasado de Internet, tal vez vinculados a situaciones judiciales previas, videos o imágenes que hoy afectan la imagen, o simplemente que ya no se sienten identificados con la imagen que proyectaban hace 5, 10 o 20 años.

Para estos y muchos otros casos Google dispone de una serie de formularios que, luego de completados, los datos privados comienzan a desaparecer de los resultados del buscador como si hubieran sido sometidos al chasquido de Thanos.

Retirar información personal y privada de Google Paso 1: intentar la baja con el propietario del sitio

Como dijimos, lo primero que sugiere Google es solicitar el retiro de la información del sitio donde esté publicado. Esto es porque lo que Google puede hacer por nosotros es no mostrar nunca más el resultado que queremos eliminar, pero no puede borrar el contenido en sí, que puede seguir siendo accesible en caso de conocer la URL completa.

Ejemplo: si pedimos que Google eliminar datos nuestros de una web llamada tusdatosprivados.com, Google dejará de mostrar nuestra información en sus resultados pero el sitio seguirá existiendo. No obstante, ya nadie podrá buscarla en el megabuscador.

Para este caso y para dar con algún tipo de contacto del propietario del sitio web, Google recomienda usar la herramienta gratuita Who Is (https://who.is/). Mediante Who Is podemos ver quién es el dueño del sitio y probablemente algún correo electrónico para solicitar la baja del contenido.

Paso 2: de qué datos podemos pedir el borrado en los resultados de Google

Google es muy específico a la hora de mostrar qué puede hacer por nosotros.

En sus opciones de pedidos de eliminación de contenidos están:

imágenes personales explícitas o íntimas no consentidas pornografía falsa publicada sin consentimiento contenido sobre mí que aparece en sitios web con prácticas de retirada de contenido abusivas información financiera, médica y de identificación nacional “Doxxing”; es decir, contenido que expone información de contacto con intención de perjudicar a alguien En todos los casos se deberán completar los mínimos datos necesarios para verificar la identidad de quien lo solicita y poder confirmar la existencia del contenido y el daño que provoca. Se suele requerir el envío de capturas de pantalla y las direcciones web con el material ofensivo.

El tercer punto de Google apunta específicamente contra las empresas que realizan “prácticas de retirada de contenido abusivas”: es decir, aquella que te incluyen sin tu consentimiento en sus bases de datos y luego ofrecen el contenido a terceros a cambios de plata y, peor aún, solicitan más dinero aún para ser eliminados de sus bases de datos.

El cuarto punto sobre “información financiera, médica y de identificación nacional” hace referencia tanto a los números de DNI como al de CUIT o CUIL, cuentas bancarias, datos sobre tarjetas de crédito, fotos de firmas, e historias clínicas médicas, entre otros casos. ¿Te molesta ver tu categoría impositiva a los ojos de todo el mundo? Ésta es tu opción.

El doxxing es cuando una persona te amenaza verbalmente o incita a otras personas a acosarte, según la propia definición de Google. En muchos casos, Google será de ayuda, pero si el buscador detecta que algún dato es relevancia pública o pertenece a un directorio gubernamental, es probable que no pueda procesar la solicitud.

Paso 3: completar el formulario de Google para eliminar los datos

El link original es: https://support.google.com/websearch/troubleshooter/9685456

A efectos de que sea más fácil de memorizar, hemos creador esta versión acortada: http://bit.ly/googleborrame (redirecciona a la URL citada arriba)

No es extraño que con el paso del tiempo o el avance de la tecnología Google cambie la URL de algunos de sus servicios, por lo que si estás leyendo esta nota en un año diferente al de su publicación, lo sugerido es buscar en el propio buscador lo siguiente: “Solicitud para retirar tu información personal de Google”

Una vez dentro del link se deberá seleccionar:

“Eliminar información que aparece en la Búsqueda de Google”

Allí, los pasos a seguir se explican por sí mismos, son una serie de preguntas que van a solicitar las URL en donde está la información, y algunos más que permitirán el análisis por parte de Google.

Ante la pregunta “¿Qué quieres hacer?”, la opción a marcar que nos puede llevar a buen puerto es “Eliminar información que aparece en la Búsqueda de Google”. Ante el punto “La información que quiero eliminar es:”, se debería seleccionar “En los resultados de búsqueda de Google y en un sitio web”. Y si ya tuvieron resultado negativo al intentar contactar con el dueño del sitio, ante la consulta “¿Te has puesto en contacto con el webmaster del sitio?”, se deberá seleccionar “Sí”.

Luego se selecciona el tipo de denuncia, se colocan las URL tanto del sitio con el contenido como la URL de la búsqueda de Google y hasta se solicite la URL de WhoIs.

La desindexación es posible y está a solo unos clicks de distancia poder eliminar la angustia por la vulnerabilidad de la privacidad de cada persona.

Google accedió a borrar un link vinculado a datos de seguridad social, luego de la solicitud del autor de esta nota. Datos en Google sobre abuso sexual contra menores o derechos de autor Ante denuncias más graves como imágenes de abuso sexual de niños, niñas y adolescentes o bien cuestiones vinculadas a infracciones de derechos de autor, Google presenta un formulario específico para este tipo de casos.

https://support.google.com/legal/answer/3110420