La comedia gamer que revive al género

Hay una razón por la que elegimos un estudio de videogames como sitio donde desarrollar nuestro show”, dice Rob McElhenney al hablar sobre la segunda temporada de Mythic Quest, la comedia cuyos nuevos episodios acaba de estrenar Apple TV. El show que comenzó como una creación de Charlie Day, Megan Ganz y Rob mismo, parte…

la-comedia-gamer-que-revive-al-genero

Hay una razón por la que elegimos un estudio de videogames como sitio donde desarrollar nuestro show”, dice Rob McElhenney al hablar sobre la segunda temporada de Mythic Quest, la comedia cuyos nuevos episodios acaba de estrenar Apple TV. El show que comenzó como una creación de Charlie Day, Megan Ganz y Rob mismo, parte de la escudería que hizo de It’s Always Sunny in Philadelphia el show que prueba a quien realmente le interesa la comedia norteamericana y a quien le interesa solamente Saturday Night Live. Precisamente, Mythic Quest es un milagro como pocos (o varios) a la hora de la comedia actual. Y McElhenney, que también es guionista e interpreta al adorablemente repelente Ian Grimm, cabeza del estudio de videogames donde se desarrolla la acción, lo explica: “Sabíamos que una oficina trasciende cualquier tipo de clasificaciones torpe que se quiera a lleva a cabo de ese mundo. Y sabíamos que hay muchas historias que no se habían contado de ese mundo. Cuando se los trata como tema, los gamers estén en la industria o no, son convertidos en seres unidimensionales. Pero hoy es una industria exitosa, que se mantuvo en pie durante la pandemia, mostrando que resiste incluso más que otras industrias a situaciones extremas. Y, por supuesto, mostrando su popularidad actual. Por eso, creíamos que la realidad laboral de ese día a día nos iba a permitir un ambiente muy poderoso para la comedia. Queríamos en esta temporada contar una transcición a un mundo nuevo, a nuestro mundo nuevo, que se parece al anterior pero que no sabemos como será. Y el episodio Everlight, que se estrenó antes de esta segunda temporada de nueve episodios, hace eso, y eso nos pone muy felices. Crea un puente entre las temporadas y dos momentos del mundo”.  

Logaritmo de base. Las situaciones absurdas que genera la oficina de Mythic Quest, el juego en cuestión y nombre de la serie, no son del todo inventadas. Uno de los productores detrás del show es el gigante Ubisoft, que ayudó además contando relatos de primera mano de la producción de juego. McElhenney habla sobre como eso no genera un show que le habla unicamente a un tipo de espectador: “Una de las cosas más importantes a la hora de presentar el show, ayer y hoy, es hacer muy claro que esto no es un programa para solamente gamers. Eso es crucial. Para hacer eso, sin gritarlo, hay que generar experiencias que permitan una realidad tangible. En este caso, lo hicimos con la división de géneros que suele verse en estudios de animación de países con una pequeña tradición en, precisamente, estudios de animación. Suele haber en estudios de larga data muchos hombres viejos, que son de la vieja generación, que estaban allí, y ahora hay staff más diverso, porque las mujeres son jovenes y nunca les habían permitido entrar al medio hasta hace poco. Queríamos que esos contrastes generen comedia, queríamos mostrarlos porque nos parecen reales y fáciles de explotar”.  

Ashley Burch, la actriz y guionista del show que interpreta a Rachel, expande un poco más esa idea: “Mythic Quest altera los lugares comunes en torno a los videojuegos, o incluso a cualquier tipo de estereotipo que quiera usarse para definir a sus personajes. Tenemos un cast muy diverso, por suerte. Mi personaje es parte de un equipo de dos mujeres de color que son las que testean los juegos, pero no hablamos de su pasado, no usamos nada de eso para generar comedia. La comedia debería, al menos por ahora, venir de otro lugar. Todos están en una oficina haciendo su trabajo, y la comedia debería nacer ahí. No se trata de videojuegos, no hay que saber de ellos, pero sí, ayuda a divertirse un poco más, como también ayuda un poco más si trabajaste en una oficina. Siempre es un balance”. Es la misma Burch quien celebra el episodio especial que sirvió para mostrar como el show reaccionó a la actualidad: “Everlight, el episodio que salió después del especial pandemico del show, nos muestra un retorno a la oficina post-cuarentena. Todos los que somos parte del show somos muy amigos, quiero decir, hablamos mucho entre nosotros. Hablamos mucho en estos días de pandemia, y hablamos antes de volver al rodaje”. Suma: ”Hablando nos dimos cuenta que hay mucho miedo dando vueltas: el miedo a que nos pase algo, el miedo a que esto no finalice, el miedo que algo le pase a quienes amamos, el miedo de cada país por sus problemas apareciendo de una forma más obvia. Es importante ver que hay algo del otro lado de todo este sufrimiento, algo bueno, y creemos que eso era algo que había que mostrar. Tampoco es que vamos a poder abandonar de inmediato los miedos de la pandemia y de esta vida de encierro. El trauma, y lo sé de primera mano, puede generar mucho dolor, pero también agradecimiento y poder procesar lo que tenés y disfrutarlo. Entonces mostrar algo similar a ese volver a como eran las cosas en la segunda temporada era reírnos un poco de lo que viene. Podrá haber días oscuros, pero siempre hay momentos de comedia para tener esperanza y que haya una luz en nuestras futuro”. 

El adorado. Uno de los actores de Mythic Quest es Danny Pudi. Pudi es alguien que quienes adoran la comedia ya no tan de culto reconocen de inmediato por su rol en Community, el famoso show de Dan Harmon. Allí era Abed, un personaje excéntrico y memorable, de lo más recordado de un show que hizo historia. Aquí, Pudi es un personaje completamente distinto: “Me encanta mi personaje Brad: es la persona encargada de monetizar, de encontrar formas de conseguir dinero para los juegos que produce el resto. Es muy bueno en su trabajo. Nada le importa con tal de conseguir dinero. Pero al mismo tiempo hay siempre un choque entre Brad y los programadores, los diseñadores, el equipo técnico, porque a ellos les importa el juego, su trabajo. A Brad no le importa nada de nada. Quiere dinero. Y hará todo lo que tenga que hacer para que haya dinero en la compañía. Es un sociópata a quien no le importa llevarse bien con nadie”. A la hora de hablar sobre la comedia, género donde es nombre que muchos adoran, Pudi sostiene: “Yo hago de la comedia un mecanismo con el cual puedo lidiar con el mundo, que me permite entenderlo para poder lidiar con el mismo, y entender mi lugar en el planeta. Sean problemas en mi familia cuando era joven, o una pandemia como la que vivimos hoy: me siento muy atraido a la comedia, siempre ha sido así. Incluso para irme a dormir veo mucha comedia. Veo What We Do In The Shadows para irme a dormir en estos días. Ojalá la gente vea Mythic Quest con ese cariño”.

La programadora favorita 

Charlotte Nicdao es la actriz responsable de Poppy, uno de los personaje principales del show. Nicdao cuenta su experiencia con su personaje: “He hablado con programadores, para darme una idea de que implicaba el trabajo de mi Poppy .Creo que alguna de las historias que escuche en esa investigación me ayudaron a saber como interpretar a mi personaje. Por ejemplo, nunca se me hubiera ocurrido que los programadores se ven a sí mismos como gente que resuelve problemas, de la misma forma que un mecánico resuelve problemas de un auto y los vuelve a armar. Esa idea me fascinó y me hizo entender porque Popy ama tanto su trabajo. Ese tipo de cosas te permite darle más dimensión a los personajes”.  Como suma el actor F. Murray Abraham: “Creo que me dieron la oportunidad de hacer todo. Creo que eso nos pasó a todos. De hacer a la gente llorar y hacerlos reír. Logramos crear un ser humano. Hay un gran sentido de la humanidad en nuestra serie, y es muy importante para nosotros. Que se sientan como seres vivos. Cuando estamos trabajando, somos muy felices. Es todo placer. Y crear un personaje complejo por estos días parece fácil. Pero no lo es”. Rob McElhenney suma: “Quizás suene como un cliché, pero siento que los personajes de este show se van encontrando unos a otros. Es decir, se ven cara a cara otra vez. Y eso nos va pasando a todos otra vez. Nos pasó a nosotros en el set. No es difícil imaginar la urgencia por esa sensación, por ese momento”.