La falta de ejercicio es tan mala como fumar

Cada vez es más obvio que una buena alimentación no es suficiente para mantenernos sanos y que la actividad física debe combinarse con una dieta para alargar nuestra esperanza de vida. Pero mejorar la condición física no requiere hacer actividades de gran esfuerzo, esa es la conclusión principal de un estudio presentado en EuroPrevent 2019.…

La falta de ejercicio es tan mala como fumar

Cada vez es más obvio que una buena alimentación no es
suficiente para mantenernos sanos y que la actividad física debe combinarse con
una dieta para alargar nuestra esperanza de vida. Pero mejorar la condición
física no requiere hacer actividades de gran esfuerzo, esa es la conclusión
principal de un estudio
presentado en EuroPrevent 2019
. Se trata del análisis más grande hasta la
fecha sobre la aptitud cardiorrespiratoria en personas sanas. Los resultados
muestran que moverse más está relacionado con vivir más tiempo,
independientemente de la edad, el sexo y el nivel de aptitud física inicial.

“La gente piensa que tiene que comenzar a ir al gimnasio y
hacer ejercicio para estar en forma – explica Elin
Ekblom-Bak
, líder del estudio, en un
comunicado
–, pero no tiene porqué ser tan complicado. Para la mayoría de
las personas, simplemente ser más activo en la vida diaria es subir las
escaleras, bajar del transporte una estación antes, ir en bicicleta al trabajo…
Todo ello es suficiente para beneficiar la salud ya que los niveles iniciales
son muy bajos y si hacemos más, mejor”.

El estudio incluyó 316.137 adultos de 18 a 74 años y se
midió lo que se conoce como VO2 max: la cantidad máxima de oxígeno que el
corazón y los pulmones pueden proporcionar a los músculos durante el ejercicio.

El riesgo de mortalidad por todas las causas y eventos
cardiovasculares se redujo entre un 2,8% y un 3,2% por cada mililitro de
aumento en el VO2 max. Los beneficios de la condición física se observaron en
hombres y mujeres, en todos los grupos de edad y en todos los niveles de
condición física.

“Es particularmente importante tener en cuenta que un
aumento en la condición física fue beneficioso independientemente de cuándo se
había comenzado a hacer ejercicio – añade Ekblom-Bak –. Esto sugiere que las
personas con niveles más bajos de aptitud cardiorrespiratoria tienen más que
ganar al mejorar su condición física. Nuestra investigación
anterior
había demostrado que la condición física en la población general
disminuyó en un 10% en los últimos 25 años. En 2016-2017, casi uno de cada dos
hombres y mujeres tenía un nivel de condición física bajo, por lo que este es
un gran problema. La mala condición física es tan perjudicial como el
tabaquismo, la obesidad y la diabetes, incluso en adultos por lo demás sanos,
pero a diferencia de estos otros factores de riesgo, no se mide de forma
rutinaria”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *