Su bebé padece glucogenosis y necesita ayuda para el tratamiento

Alan Misael Correa tiene 9 meses y padece de glucogenosis, enfermedad metabólica caracterizadas por un trastorno del metabolismo del glucógeno. El pequeño obereño recibió esta mañana el alta pediátrica del hospital de Posadas tras permanecer tres meses internado y deberá seguir su tratamiento en el Hospital de Pediatría Garrahan, en Buenos Aires. Su familia necesita…

Su bebé padece glucogenosis y necesita ayuda para el tratamiento

Alan Misael Correa tiene 9 meses y padece de glucogenosis, enfermedad metabólica caracterizadas por un trastorno del metabolismo del glucógeno. El pequeño obereño recibió esta mañana el alta pediátrica del hospital de Posadas tras permanecer tres meses internado y deberá seguir su tratamiento en el Hospital de Pediatría Garrahan, en Buenos Aires. Su familia necesita ayuda para costear el costoso tratamiento.

“En Misiones la glucogenosis es una enfermedad que se da muy poco, Alan tiene la más rara y grave que es la que le hace hipoglucemia, le provoca agrandamientos de intestino, a causa de eso tiene el hígado agrandado para su tamaño de crecimiento”, sostuvo Rocío, la madre del pequeño, en diálogo Acá te lo Contamos por Radioactiva.

Según comentó, los síntomas se percibieron en Alan desde los cinco meses de vida. “Veía que no engordaba, no se desarrollaba como un niño normal, vivimos en el hospital por su fiebre, no toleraba las leches y notaba su panza cada vez más grande”, señaló. 

Ante estos síntomas fue derivado a Posadas y a su vez al Garrahan donde confirmaron el diagnóstico de glucogenosis. Luego debieron regresar a la capital provincial para el tratamiento que duró poco más de tres meses en el hospital Pediátrico Fernando Barreyro, hasta que finalmente hoy regresaron a casa.  

La familia de Alan necesita juntar dinero para costear el tratamiento. Es que según explicó Rocío, además de los gastos de traslado “Necesitamos más que nada las leches que son especiales, una lata cuesta 1.000 pesos y necesitaría unas 15 latas por mes”. 

Además Alan, que tiene una bomba de infusión, sonda que va a conectada a las fosas nasales, debe seguir una dieta especial, no puede ingerir nada de azúcar.  Según le advirtieron los profesionales en Buenos Aires, si Alan hace una hipoglucemia muy baja puede quedar con secuelas muy graves y hasta se puede morir.

El próximo 15 de abril, Alan y su familia necesitan viajar a Buenos Aires para realizar controles en el Garrahan.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *