Colonia Mado: “Las piernas me temblaban de nervios y felicidad”

La madrugada del martes pasado era una noche lluviosa más de las que le toco vivir a la provincia durante varios días cuando el servicio médico de Colonia Mado recibe un llamado de ayuda para la familia Duarte – Benítez de la colonia Aguaray Mini que se encuentra a unos tres kilómetros de Colonia Mado…

Colonia Mado: “Las piernas me temblaban de nervios y felicidad”

La madrugada del martes pasado era una noche lluviosa más de las que le toco vivir a la provincia durante varios días cuando el servicio médico de Colonia Mado recibe un llamado de ayuda para la familia Duarte – Benítez de la colonia Aguaray Mini que se encuentra a unos tres kilómetros de Colonia Mado sobre la ruta nacional 12.

El llamado de emergencia fue para la jefa del hogar Vicenta Benítez que se encontraba en labor de parto, es así que se dirige primeramente la camioneta municipal a la casa de la familia, debido a las intensas lluvias el camino terrado impidió que la camioneta acuda al hogar de la familia Duarte – Benítez.

Alrededor de las una de la mañana el intendente de la localidad Eberth Vera toma conocimiento de lo que ocurría en la pequeña comunidad dirigiéndose personalmente con su vehículo apto para el camino a socorrer a la parturienta. Sobre la ruta ya aguardaba la ambulancia para llevar a Vicenta al hospital samic de Eldorado.

A excepción del camino todo transcurría normal, Vicenta junto a su esposo Néstor se dispusieron a trasladarse para recibir al nuevo integrante de la familia cuando el ambulanciero nota que la mujer embarazada no llegaría a tiempo se detiene, solicita ayuda en el peaje de Colonia Victoria.

Al pedido de ayuda del chofer de la ambulancia subieron acuden la sargento de la gendarmería nacional Pamela Kachuk, la empleada del peajes de caminos del paraná Paola Sanabria, en dialogo con El Territorio la empleada vial relato lo sucedido,” ambas estábamos en nuestro puesto de trabajo cuando viene un compañero mío, Juan de Lara, me dice que necesitaba mi ayuda, que había una señora con trabajo de parto en la ambulancia estacionada en el peaje, inmediatamente pregunte sorprendida , ¿ pero qué hago?, y bueno me fui con la gendarme de turno a ver qué podíamos hacer, y el ambulanciero nos dice que la señora no iba a llegar al hospital y efectivamente cundo ingresamos a la ambulancia ya venía él bebe, que nervios tenia, recordó”.

Paola conto que frente a esta situación ella y Pamela la gendarme tomaron lo poco que tenían guantes, alcohol, tijeras y ayudaron a la señora a dar a luz.

“Creo que Dios nos acompañó en todo momento, la señora se desvanecía y le pedíamos que reaccione, respire profundo, que pujara, hasta que nació un bebe varón, tampoco estábamos seguro para cortar el cordón umbilical si era dos o cuatro centímetros, le preguntamos al ambulanciero y por suerte cortamos bien, no hubo mucho sangrado, todo salió bien, por favor que me temblaban las piernas una mezcla nervios y felicidad”.

La valientes mujeres fueron custodiadas por los empleados de seguridad vial Marcelo Amarilla Silva Fabián y De Lara Juan hasta el samic de Eldorado, asegurándose que lleguen bien a destino.

“Fue algo muy hermoso desde mi poca experiencia como mama creo que me sirvió leer en varias oportunidades como tratar a una madre en esa situación, me alegre, nos alegramos poder haber ayudado” finalizo Paola.

El pequeño recién nacido se encuentra en buen estado de salud junto a sus padres, nació con un peso de 2.500 kilogramos con 45 centímetros de largo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *