Zaira Nara y el Chino Leunis: “Vamos a tener un matrimonio televisivo”

En las redes sociales, desde hace un tiempo, los internautas suelen jugar con la combinación de los nombres cuando una dupla transmite más que buena onda a través de la pantalla televisiva. El caso más reciente es #Rostina, esa adaptación platónica que conforman Rodolfo Barilli y Cristina Pérez, y que atrapó a miles de seguidores del noticiero de…

Zaira Nara y el Chino Leunis: “Vamos a tener un matrimonio televisivo”

En las redes sociales, desde hace un tiempo, los internautas suelen jugar con la combinación de los nombres cuando una dupla transmite más que buena onda a través de la pantalla televisiva. El caso más reciente es #Rostina, esa adaptación platónica que conforman Rodolfo Barilli y Cristina Pérez, y que atrapó a miles de seguidores del noticiero de Telefe. Bueno, ahora el mismo canal sumó otra dupla que dará que hablar: #Chinara o #Zaichino. Sí, Leandro “Chino” Leunis y Zaira Nara comenzaron un nuevo ciclo de Morfi, todos a la mesa, el magazine que se inició allá en 2015 de la mano de Gerardo Rozín (actual productor del ciclo) y Carina Zampini.

“Acá vamos a tener un matrimonio televisivo de todos los días. Obvio que es una amistad la que se va a generar con el tiempo, pero es una situación muy similar a la de una pareja. Conducir en dupla es una relación de bancarse, de tolerar al otro cuando está de mal humor y ayudarlo cuando no esté en su día. Por suerte en Morfi… hay buen espíritu y mucha energía”, le cuenta el Chino Leunis a Clarín en el estudio que tiene Telefe en Martínez. En tanto, Zaira está igual de entusiasmada con su nuevo compañero: “Damos bien juntos. Me siento cómoda, me divierto. Me da ganas de compartir. Me encanta la onda con la que él conduce. Y juntos podemos lograr una dupla televisiva que puede ser una bomba”.

Zaira y el Chino, complices. Foto: Constanza Niscovolos

Newsletters Clarín

Lo más leído del día | Enterate de que se habló hoy para no quedarte afuera del mundo

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Claro, que todo quedará en el plano del juego de la tevé. Si bien el Chino está soltero, luego de terminar una relación de 14 años, la menor de las hermanas Nara está felizmente en pareja con Jakob Von Plessen, quien también es el padre de su hija Malaika.

-¿Era cuestión de tiempo que dos de los conductores más jóvenes y modernos del canal terminaran trabajando juntos?

Z: Fue un notición cuando me dijeron que se sumaba el Chino. Nunca me hubiera imaginado que después de haber conducido tantos ciclos él solo, tendría ganas de compartir la conducción. Eso habla muy bien de él.

Ch: Zaira es una genia. Se hizo cargo del programa sola durante un tiempo y lo hizo muy bien. Yo estoy re entusiasmado. Me da mucha expectativa lo que pueda suceder a diario. La estuve analizando y viendo mucho a Zai (ya trabajaron juntos en la alfombra roja de los Martín Fierro) y me encanta cómo resuelve. Por otro lado, yo soy periodista y es la primera vez que voy a ejercer el periodismo así, en vivo, porque la actualidad va a atravesarnos constantemente.

Zaira Nara: “Ahora tendremos un nuevo formato de entrevistas”, adelantó sobre Morfi. Foto: Constanza Niscovolo.

-¿Qué expectativas tienen para este nuevo ciclo?

Ch: Tengo ganas de que el programa me atraviese…Y eso va a sorprender porque ni yo sé qué va a salir. Estoy dispuesto a recibir lo que venga. La actualidad me va a atravesar, vamos a bailar, cantar, actuar. Ese formato me va a sacar del lugar de confort y me va a llevar a lugares en los que nunca estuve.

Z: Es un nuevo desafío, totalmente. Si bien se va mantener el entretenimiento, porque es el gran show de la mañana, ahora tendremos un nuevo formato de entrevistas que está muy bueno y que va a revolucionar la forma de entrevistar. Ahí está la esencia de Morfi, la de seguir manteniendo la calidad. Somos ese programa que no quiere hacer sentir incómodo a nadie.

Zaira no puede controlar su instinto de conductora y antes de que el periodista continúe la entrevista, y apelando a la complicidad dinámica y empática que tiene con su nuevo compañero, intercede…

Z: Chino, ¿alguna vez imaginaste conducir Morfi?

Ch: ¿Sabés que sí? Me lo imaginé. Todas las veces que fui invitado a Morfi, cada vez que terminaba mi participación, siempre me quería quedar más tiempo. Me copaba la mañana. Siempre tenía repercusión en las redes sociales cuando aparecía en pantalla. Me sentí siempre a gusto y me decía por dentro: “Yo podría hacerlo bien”.

Chino Leunis: “Tengo ganas de que el programa me atraviese…Y eso va a sorprender porque ni yo sé qué va a salir”. Foto: Constanza Niscovolos.

-¿Se ven juntos por mucho tiempo en Morfi?

Z: Sí, totalmente. Cuando me preguntan dónde me gustaría estar, me imagino siempre acá. ¡Que dure Morfi por mucho tiempo! Yo veía a Leo Montero y a Vero Lozano en AM, que lo hicieron 10 años, y era un re modelo a seguir. Cómo se divierten siempre… Cino, ¿hacemos una década de Morfi…?

Ch: -Uf, sería hermoso. ¡Noooo, pará!, ¡que voy a tener 48 años!

Ante la respuesta socarrona, se ríen juntos: la complicidad entre ellos es palpable. No necesitan traspasar la pantalla…

Z: Es que es re loco que una dupla pueda atravesar un montón de cosas: enfermedades, embarazos, viajes, momentos de bancar al otro.

Ch: Es una relación que empezás a compartir todo y yo tengo esta necesidad de generar un vínculo afectivo. No concibo laburar sin saber qué le pasa al otro.

Zaira Nara y Chino Leunis, una dupla que pinta bien. Foto: Constanza Niscovolos.

-¿Cómo se preparan para manejar esa dualidad de entretener y por otro lado tocar temas fuertes de actualidad: femicidios, abusos, inseguridad….?

Ch: Voy a estar muy atento y hay que ser muy cuidadoso. Bajás un poco la guardia y tirás un comentario que por ahí decís en el sillón de tu casa y es muy complicado. Pero ahí tenés la responsabilidad de ser comunicador y ya hay un ejercicio que te da la experiencia. Me parece que tenemos que entender que somos un vehículo de noticias.

Z: Estoy con las antenas a full. Cuando hay que cambiar de energía, se cambia, pero es un ejercicio y una gimnasia televisiva. Hay casos que también me cuesta. Porque por ahí estamos con una noticia muy fuerte y es muy brusco pasar al show de un artista que viene a promocionar su obra o su disco y que necesita otro clima. Si hay posibilidad para cortar el clima, lo hacemos. Pero hay veces que la tele te obliga a cambiar rápido.

-¿Se condicionan por lo que pueden opinar o por mostrarse tan abiertos en un programa en vivo?

Z: Es un paso enorme el mostrar como pensás. Porque quieras o no te exponés de una manera enorme. Son tres horas de estar abierta a mostrar tu forma de ver las cosas. No es solo una postura, hay veces que elaborás una opinión en vivo. La construís ahí y es un desafío gigante y constante. Aveces hay que bancársela: un día dije que un vestido de Pampita no me había gustado, y cuando llegué a casa tenía mil millones de mensajes. Lógico, después dije, “¿Para que opiné eso?” Aparte, lo dije sin ninguna maldad. La verdad es que no soy careta. Cuesta un poco, pero son tres horas, te olvidás que estás en la tele y bueh, a veces sucede…También hay veces que decís un chiste y se malinterpreta…

Ch: Mi espacio personal es sagrado y no lo vi nunca como un capital de cambio o una virtud. Posiblemente para algunos pueda ser seductor saber de mi intimidad, pero me gusta más el estilo de Sandro. Me voy a comprar una casona en Banfield, ja. Jugar al misterio y ese tipo de cosas. Seguramente va a pasar que aparezca mi ideología. O pensamientos. En fin, a mí me gusta que a más gente le vaya mejor. Ésa es mi ideología.

-¿Les importa el rating? ¿Cómo se llevan con eso?

Ch: Lo que más nos importa es el cómo. No podríamos hacer un programa que nos resulte horrible porque mida bien. Lo mejor es que suceda pasándola bien. Es interesante esto de generar una oferta que no esté todo el tiempo supeditada a los numeritos, porque en definitiva estás haciendo algo que parte desde un lugar inseguro. Aparte, Telefe desde hace un tiempo a esta parte optó por la política de no pagar más la información del minuto a minuto. La competencia sí tiene MaM, que es una ventaja. Pero lo pongo entre comillas eso de la ventaja, porque hay veces que construís un momento que está lindo, que se fue generando a partir de algo chiquito y que da para seguir y que se va gestando sin ninguna presión. En cambio, de la otra manera estás cortando pepinos, por la cucaracha te soplan “che da rating, sigan por ahí” y estás 40 minutos cortando pepinos: es un embole.

Z: Acá no nos preocupamos por el rating sino por dar un producto de calidad. Nos preocupamos para que el programa esté buenísimo y que la gente nos elija por eso y no exprimiendo al máximo lo que rinde de manera efímera. Nosotros invitamos al personaje por su trayectoria, no por lo que hizo o dijo hace cinco minutos. O porque es el personaje de moda.

-¿Y qué les pasa a ustedes cuando la noticia son Zaira Nara y Chino Leunis?

Ch: Zaira tiene algo de experiencia en este tema. Al lado de Zaira soy un cadete y ella es Pipo Mancera…

Z: Siempre que hay un problema personal, en media hora puede haber un problema de mi familia que lo puede tapar. Cuando es algo personal que se viraliza, lo expongo como “¡qué fiaca lo que pasó!” Si es algo de mi familia, que me ha pasado… con mi hermana…Los productores son respetuosos y me preguntan, por decir algo, “Wanda se compró una casa y están todos los programas hablándolo, ¿qué hacemos, lo damos?” Y sí. Yo no quiero que justo en el programa de Zaira no se hable de la vida de Wanda. Se habla con respeto y todo bien. Y no quiero hacer jugo de esto. Porque mi familia sea mediática tampoco la voy a llevar a mi programa, ¿no? Si salió en todos lados y es noticia, se toca y doy mi opinión personal. Pero no es lo que se busca y obviamente trato de evitarlo.

Zaira Nara y Chino Leunis, una dupla que pinta bien. Foto: Constanza Niscovolos.

Mirá también

-¿Y con Wanda, que es indudable que cada dos por tres es noticia por algo…?

Z: Si la tengo que defender, la defiendo y hay veces que tengo que decir: “Y bueno, es Wanda”. Me pasaron las dos cosas, veces que la tuve que defender y otras en las que no estuve de acuerdo. Somos dos personas distintas. Es mi hermana y siempre estoy para defenderla, pero cuando no estoy de acuerdo soy la hermana y la primera en decírselo. No es que ella se va a enterar de mi opinión en Morfi. Se lo digo directo a ella.

-Chino, vos también viviste hace poco la exposición con el tema de tu separación. ¿Cómo estás viviendo la soltería?

Ch: Separado, dijiste… Sandro, misterio, ja. No hablo mucho del tema, haciendo las mismas cosas que  hace una persona que pasa por esta situación. La separación y el dolor que representa, pero con ganas de salir adelante y estar bien. No me quejo, las cosas están bien, tengo una excelente relación con mi ex mujer y lo más importante es nuestra hija. El resto, hago lo que amo. Por eso todo se hace un poco más fácil.

CL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *