Cómo viven el crítico momento de Sergio Denis en su pueblo natal

No hay otro tema de conversación en Pueblo San José desde el lunes pasado. “¿Cómo está Sergio? ¿Escuchaste algo? ¿Hablaste con Carlos? ¿La viste a Nora en la tele?” se preguntan en el almacén, en la panadería, en las esquinas y veredas. “¡Pobre Héctitor!” larga alguno que lo conoce desde que solo era Héctor Omar…

Cómo viven el crítico momento de Sergio Denis en su pueblo natal

No hay otro tema de conversación en Pueblo San José desde el lunes pasado. “¿Cómo está Sergio? ¿Escuchaste algo? ¿Hablaste con Carlos? ¿La viste a Nora en la tele?” se preguntan en el almacén, en la panadería, en las esquinas y veredas. “¡Pobre Héctitor!” larga alguno que lo conoce desde que solo era Héctor Omar Hoffmann y no se había transformado aun en el poblador más famoso de esta localidad de poco más de 2.000 habitantes donde nació hace 70 años. Están dolidos y todavía no pueden creer la caída que sufrió y que lo tiene peleando por su vida, justo cuando lo veían disfrutar de un regreso triunfal del que se creen parte. Es que la actuación que Sergio Denis tuvo allí en noviembre, ante unas 30.000 personas que lo ovacionaron en el corazón de su pueblo, parecía haberlo revitalizado, relanzado.

Sergio Denis en vivo en San José, su pueblo de origen. Foto: Ezequiel Villa

“Esperábamos unas 8.000 a lo sumo 10.000 personas que eran las que habíamos tenido en las dos fiestas anteriores. Pero superó todas las expectativas” reconoce a Clarín Juan Hippener, de la comisión organizadora de la Füllsen Fest. “Ni él mismo lo esperaba y al ver desde el escenario a la gente colmando la avenida Eduardo Casey, dijo que se sentía más grande” recuerda del diálogo con el cantante tras su actuación al cierre de la tercera edición de la fiesta del budín de pan, típico plato de los Alemanes del Volga, una fuerte comunidad arraigada en las colonias cercanas a Coronel Suárez, a 200 kilómetros de Bahía Blanca. “Mis abuelos comían el füllsen hasta con cerdo. ¡Estaban locos!” comentó jocoso Denis en la conferencia de prensa del concierto que lo devolvió a sus pagos, después de 25 años de ausencia desde un escenario.

Sergio Denis, en noviembre del año pasado, tocando en San José, su pueblo natal.Foto: Ezequiel Villa

Aquella noche del 18 de noviembre marcó el retorno del hijo pródigo al pueblo que lo vio partir hace más de medio siglo. Primero a la zona de gira con su primer grupo musical, los Jokers. Luego a Bahía Blanca, donde tuvo que enrolarse en el Batallón de Comunicaciones 181 para la conscripción militar y finalmente a Buenos Aires, en la que consolidó su carrera. “Se recuerdan sus actuaciones en el club Independiente, en el club Sarmiento cuando lo trajo Badía ó en la Sociedad Rural de Suárez para el Centenario, pero ninguna fue tan grande como la de la Füllsen” se enorgullece Hippener, miembro de la Sociedad Cultural Germánico Argentina. Acota que tras aquella actuación, comenzaron a convocarlo desde diversos lugares. Aquella noche Sergio Denis no solo cantó, bailó y se movió sin parar, sino que recibió varios reconocimientos, placas, regalos y algunas sorpresas.

Newsletters Clarín

Lo más leído del día | Enterate de que se habló hoy para no quedarte afuera del mundo

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Como la que le dieron el maestro Albino Lang y los integrantes del coro de la escuela parroquial de San José con quienes se había presentado en el Teatro Ópera en 1994, la última vez que cantó en el pueblo. Mientras se veían imágenes de aquella actuación en un video, Lang con su acordeón y los miembros de la formación coral subían al escenario para unirse a Sergio y cantar tres temas con él “Fue un momento increíble, que subió al máximo el tono emotivo de la gran noche de Sergio Denis en el cierre de la Füllsen Fest 2018 del Pueblo San José” resaltó la crónica del diario digital La Nueva Radio Suárez sobre el acontecimiento para el pueblo que lo sigue con cariño.

“Cuando terminó, la gente nos decía ‘¡tráiganlo de nuevo el año que viene! Parece mentira lo que le pasó. Esperamos que Dios lo acompañe a él, a su familia y a los médicos que tanto empeño le ponen” remarca Hippener. “El jueves por la noche tuvimos reunión en el club germánico y no se hablaba de otra cosa” acota. En San José, viven hermanos, tíos y primos y el diálogo con los Hoffmann es cotidiano. “Hablé ayer con uno de sus familiares y están en contacto permanente con quienes fueron a Tucumán. Nos dicen que recemos y que hagamos fuerza. Todo el pueblo y todo Coronel Suárez están muy tocados, porque es como si fuera parte de la familia. Es un tipo muy querido y se siente un alemán del Volga más” resalta Hippener, desde Pueblo San José, donde una plaza evoca para siempre el nombre de Sergio Denis, muy cerca de su casa familiar.

JB

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *