Y el “Batman” de Tim Burton cumple 30 años

A propósito de una decisión -la de exhibir clásicos de los años ‘80 y ’90 en salas comerciales- que ha implementado la cadena Cinemark-Hoyts (que han mantenido sus respectivos nombres aunque forman parte ya de una misma empresa, porque una adquirió a la otra, pero por cuestión de marketing aparecen como diferentes), bien vale la…

Y el “Batman” de Tim Burton cumple 30 años

A propósito de una decisión -la de exhibir clásicos de los años ‘80 y ’90 en salas comerciales- que ha implementado la cadena Cinemark-Hoyts (que han mantenido sus respectivos nombres aunque forman parte ya de una misma empresa, porque una adquirió a la otra, pero por cuestión de marketing aparecen como diferentes), bien vale la pena recordar a alguno de esos títulos que con el tiempo se transformaron en un “clásico de clásicos”.

Veamos, entonces y por ejemplo, el caso de la Batman de Tim Burton, que este año llega a su 30° aniversario. Por empezar, en la película del director de El joven Manos de tijera se cumplía una regla tácita -nunca escrita- en el género de acción que asegura que para que una película sea buena, tenga gancho o sea atractiva, el malvado debe estar tan bien construido o ser entrador como el protagonista.

Un Tim Burton de 29 años repasa el guión junto a su amigo Michael Keaton. WARNER BROS.

Y El Guasón de Jack Nicholson -para los millennials: un señor que ganó tres Oscar, y que supo balancear el cine más comercial con el artístico e independiente- se devoraba al personaje central que encarnaba Michael Keaton. Burton no tuvo que pelear con Warner Bros. para que el intérprete de Atrapado sin salida fuera el malo de la película, pero sí para que aceptaran al actor que debió cambiar su nombre natal, su apellido, porque otro actor ya famoso lo tenía: Michael Keaton en verdad se llama Michael Douglas.

“Batman” cumplía una regla tácita -nunca escrita- en el género de acción que asegura que para que una película sea buena, tenga gancho o sea atractiva, el malvado debe estar tan bien construido o ser entrador como el protagonista.

Burton venía de dirigir a Keaton en Beetlejuice (1988) -y ahora volvió a confiarle un papel, V. A. Vandevere, en su adaptación de Dumbo, a estrenarse el 28 de marzo- y ante el escepticismo de los fans ante la primera aparición de Batman en el cine, y las dudas de Warner Bros. porque Keaton venía del palo de la comedia, el actor que luego haría Birdman parodiando u homenajeando a su Batman- se quedó con el papel hasta que Burton decidió abandonar la saga, tras Batman vuelve.

Nicholson, conocedor de que tenía un imán para los espectadores, aceptó interpretar al Guasón, pero puso condiciones leoninas en su contrato, como un salario elevado, un porcentaje en las ganancias brutas del filme en Norteamérica y manejar los horarios de sus días de rodaje como quisiera.

Y eran también otras épocas, cuando la piratería no asolaba como hoy -ni había DVD, ni servicios de streaming- y no existía la modalidad de los estrenos internacionales en simultáneo.

Recién con Heath Ledger en Batman, El Caballero de la noche, habría otro Joker que lo pudiera empardar -Jared Leto en Escuadrón Suicida no le llega ni a la planta de los pies, y habrá que ver qué logra Joaquin Phoenix en Joker, a conocerse el próximo octubre-.

Y eran también otras épocas, cuando la piratería no asolaba como hoy -ni había DVD, ni servicios de streaming- y no existía la modalidad de los estrenos internacionales en simultáneo. Y entonces una película “para el verano” como la de Tim Burton podía conocerse el 23 de junio en Norteamérica, y los argentinos bien podíamos aguardar a que se aproximara el verano local para ver a Michael Keaton como El Encapotado: aquí se estrenó el 14 de diciembre.

Volviendo a los malvados que tienen más peso que el protagonista, también habrá que observar si Josh Brolin como Thanos en Avengers: Endgame vuelve a “superar” en su interpretación a tantos superhéroes del lado de los buenos.

Desde el sábado 23 y hasta junio, Cinemark-Hoyts reestrenarán en copias digitalizadas y varios de sus complejos, cinco filmes de culto. La primera será la mencionada Batman, de Tim Burton, el 23 y 26 de marzo, en Cinemark Palermo, Puerto Madero, Tortugas, Malvinas Argentinas, Mendoza y Neuquén, y Hoyts Abasto, Unicenter, Morón, Temperley, Quilmes, Moreno, Rosario, Patio Olmos y Salta. Seguirá con Un lugar llamado Notting Hill, de Roger Michell en abril; Alien: el octavo pasajero y Aliens: El regreso, de Ridley Scott y James Cameron, respectivamente, en mayo; y Buenos muchachos, de Martin Scorsese, en junio. Ojo: sólo por un día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *