Doctor Romero, el veterinario más famoso de la radio

“Hola, doctor Romero. Soy David, de Punta Alta. A mi perro Shar Pei le lagrimean mucho los ojos. ¿Qué hago?”.“Hola, doc. Soy Patricio, de Mendoza. Mi gato maltés se está quedando pelado y toma agua todo el día. ¿Puede ser que tenga hongos?”. “Hola, doctor. Soy Lucrecia, de Trenque Lauquen. Mi pollita ponedora tiene el cuello…

Doctor Romero, el veterinario más famoso de la radio

“Hola, doctor Romero. Soy David, de Punta Alta. A mi perro Shar Pei le lagrimean mucho los ojos. ¿Qué hago?”.

“Hola, doc. Soy Patricio, de Mendoza. Mi gato maltés se está quedando pelado y toma agua todo el día. ¿Puede ser que tenga hongos?”. 

“Hola, doctor. Soy Lucrecia, de Trenque Lauquen. Mi pollita ponedora tiene el cuello torcido. ¿Cómo se lo puedo enderezar?”.

Entre otras cuestiones, el doctor Juan Enrique Romero recibe consultas de estas características en sus dos programas de radio, Animales de 10 (Radio 10, los sábados de 15 a 18) y Como perros y gatos (FM Pop, los domingos de 9 a 11). Y no sólo eso: también trabaja como columnista de Coco Sily en Código Sily (FM Pop, los martes de 14 a 15).

Juan Enrique Romero. (Néstor García).

“Podría decirse que en el programa del sábado, en la AM, me dedico más a la divulgación científica. Le puedo hacer una nota al ‘Hombre lobo español’, que hoy tiene más de 70 años y vivió de los 7 a los 17 entre lobos, sin contacto con la gente… O puedo entrevistar a los investigadores argentinos que descubrieron la saciedad de los mosquitos a partir de la ingesta de una sustancia”, explica el veterinario. “Ahí me acompañan Nora Briozzo, José Maragó y Ariel Zapata. En cambio, el programa del domingo, en la FM, tiene menos conversación radiofónica y más entretenimiento. Como es un público más millennial, prefiero darles más espacio a los concursos y a la música. Lo hago junto a Vero Carelli”, describe Romero, de 67 años, que se recibió de veterinario en la UBA en 1975 y es, lo que se dice, una verdadera eminencia: da clases en cuatro universidades, la de Buenos Aires, la de Salta, la de Córdoba y La Pampa.

Además de sus trabajos en la radio, Romero, tan locuaz como didáctico, también lleva adelante un programa en Crónica TV: Pórtese bien, sea animal. El ciclo, que está al aire “hace unos 20 años” y sale los domingos a las 20.30, “tiene una sección que se llama ‘Mirá lo que encontré’, en la que se pasan videos curiosos de Internet protagonizados por animales; otra que es la ‘consulta exprés’, en la que nos hacen preguntan a través de WhatsApp; y otra en la que nos dedicamos a averiguar, por ejemplo, por qué al periodista Gustavo Sylvestre le dicen ‘Gato’”.

El Doctor Romero.

Si bien está al tanto de “todo lo que tenga que ver con animales”, Romero se define como “especialista en perros y gatos”. Y también dirige una clínica veterinaria en Vicente López. “Allí, trabajo dos días por semana. Es una clínica de alta complejidad, me acompañan nueve profesionales. Hay que sacar turno”.

Sobre sus clientes “famosos”, el doctor señala: “A mi clínica han venido Leonardo Favio, Cacho Castaña, Georgina Barbarossa, Guillermo Andino… Muchos. Casi siempre traen perros… También puede haber algún gato. Pero los gatos se hicieron populares como mascotas en los últimos cinco años”.

-De las consultas que le llegan a sus programas, ¿cuál fue la más rara?

-Llegan todo tipo de consultas… Hace poco se contactó una persona que tenía un puma como animal de compañía. Una locura. Es un peligro y un atentado contra la naturaleza.

-¿Le han llevado algún animal a la puerta de la radio para hacer una consulta, como si más que una radio fuera una veterinaria?

-Sí, más de una vez ha aparecido alguien con un perro a upa… La última vez me vinieron a ver dos personas grandes, que habían viajado en colectivo desde el sur del Conurbano. Traían un perro que habían adoptado. Y me vinieron a pedir el alimento y las pipetas para las pulgas que yo vendo con mi nombre. En la radio, también, a veces tiramos alguna consigna. Decimos, por ejemplo: “el primer oyente que venga con un perro blanco sin manchas se lleva un premio”.

-¿Y? ¿Cómo es la respuesta?

-¡Excelente! Enseguida empiezan a aparecer oyentes con perros de esas características. Una vez tiré una consigna más difícil: pedí que trajeran un perro pila, que es una raza sin pelo, típica del norte argentino. Supuse que en Buenos Aires no abundaba…

-¿Y qué pasó?

-A los 20 minutos apareció una persona con un perro pila en brazos… Pobrecito: el perro pila estaba ciego.

-¿Cuál fue el premio para el dueño?

​-Una bolsa de alimento balanceado.

(Foto: Néstor García).

Casado con Alicia y padre de cinco hijos, a fines de los ‘70 Romero se instaló en La Pampa. “Era una época muy complicada para estar en Buenos Aires”, comenta. Y agrega: “Como varios de mis amigos habían desaparecido, consideré más prudente irme a vivir al Interior. En La Pampa fundé un colegio secundario. Con el objetivo de recaudar fondos para la construcción del edificio, instalé un cine”.

Luego, de 1989 a 1993, con Carlos Grosso como intendente porteño, Romero fue director del Zoológico de Buenos Aires. “Llegué a ese cargo gracias al doctor Alberto Cormillot, que era secretario de calidad de vida. Mi abuelo, en su momento, había sido cuidador del zoológico. Y yo me crié en esa trastienda… Eso sí, por haber sido director del zoológico, tengo muy claro que no deben existir. Ni los ecoparques ni nada por el estilo. Los zoológicos son como el acné a los 50 años: están fuera de época. Ya son innecesarios. Hoy, cualquier chico que quiere saber qué es un ornitorrinco escribe esa palabra en un teléfono celular, y listo… ¿Cómo se puede educar a un chico en el amor y el respeto a la vida si al mismo tiempo se lo lleva a un zoológico en el que en 20 años se murieron diez jirafas?”.

Antes de asumir su puesto en el zoo porteño, Romero ya había dado sus primeros pasos en los medios. “Empecé a principios de los ‘80 como columnista de Utilísima. Después, Gerardo Sofovich me llevó a La Noche del Domingo. Y seguí por el noticiero de Telefé y varios programas más. Llevo más de 35 años largos en los medios”.

El slogan de Romero podría resumirse así: “Sea cada vez más animal”. Con esa idea ha publicado ocho libros. El último se llama ¡Hola, señor perro!, y es “una guía para entender a nuestro mejor amigo”.

Mirá también

-¿Tiene mascotas en su casa?

-Sí, tres perros. Una perra mestiza, una perra pila y un Yorkshire como el de Susana Giménez… El mío se llama Genaro. Tiene 11 años. Es una raza longeva, muy sana.

Mirá también

-¿Podría repetir el concepto “co-co-bol”, otro clásico de sus programas?

-Inspirado en el tema Ojo con los Orozco, de León Gieco, a una de mis nietas yo siempre le decía: “lo conozco, lo toco, no lo conozco, no lo toco… Me refería a los perros desconocidos… Y un día, en base a eso, surgió el concepto “co-co-bol”. ¿Qué significa? Collar, correa, bolsa… Los perros deben salir a la calle con un collar, una correa y una bolsa para juntar la caca. Así, todos vamos a vivir mejor.

Mirá también

Mirá también

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *