Agresión y revancha en un clásico de la segunda división del fútbol inglés

Fuente: Reuters 10 de marzo de 2019  • 12:02 La violencia en el fútbol no es exclusiva de la Argentina. Jack Grealish, capitán del Aston Villa, sufrió la agresión de un hincha del Birmingham durante el Second City Derby, el clásico de la ciudad, celebrado en St. Andrew’s por la 36º fecha del Championship (la…

Agresión y revancha en un clásico de la segunda división del fútbol inglés

Fuente: Reuters
10 de marzo de 2019  • 12:02

La violencia en el fútbol no es exclusiva de la Argentina. Jack Grealish, capitán del Aston Villa, sufrió la agresión de un hincha del Birmingham durante el Second City Derby, el clásico de la ciudad, celebrado en St. Andrew’s por la 36º fecha del Championship (la segunda división inglesa). Fue a los ocho minutos cuando un
hooligan local se metió en el campo de juego y le asestó por la espalda un golpe de puño al líder de los
Villanos.

What a disgrace! We’ve never seen anything like this! [R]A Birmingham ‘fan’ has run onto the pitch and punched Jack Grealish in the back of the head! ??
pic.twitter.com/2x50XGrRqD&- Soccer AM (@SoccerAM)
March 10, 2019

El puñetazo dejó en el piso a Grealish. Sus compañeros enseguida se acercaron para defenderlo y los rivales para solidarizarse con él. Los miembros de seguridad se llevaron al hincha, mientras saludaba al público como si fuese una celebridad. Después del encuentro, el Birmingham emitió un comunicado en el que le pidió disculpas a Grealish: “Deploramos el comportamiento de la persona que cometió este acto y estamos seguros de que se le prohibirá ingresar a St. Andrew de por vida. El club también apoyará cualquier otro castigo que este individuo pueda enfrentar a los ojos de la ley. El club trabajará con las autoridades pertinentes para investigar todas las circunstancias y revisaremos los procedimientos de seguridad del estadio”, manifestaron.

“Lo que sucedió no tiene cabida en el fútbol ni en la sociedad. Jack es un muchacho de Birmingham e, independientemente de la lealtad del club, no debería haber estado sujeto a esto, no hay excusas. Le pedimos disculpas nuevamente a Jack y al Aston Villa”, prosiguió la carta del Birmingham.

De todas maneras, Grealish tendría su revancha dentro de la cancha: a los 67 minutos marcó el gol de la victoria con un zurdazo cruzado desde la puerta del área y se lanzó a los brazos de los hinchas de su equipo que ocuparon la tribuna visitante en el estadio del Birmingham.

En el mismo certamen en el que Leeds de Marcelo Bielsa marcha segundo a dos puntos del líder Norwich, Aston Villa ocupa la novena plaza con 51 puntos. Dos puestos por debajo se ubica el Birmingham City, con 50 unidades. Ambos fueron protagonistas de un capítulo que en Inglaterra describieron como una “desgracia absoluta”.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *