Las películas prohibidas salen del clóset

Hace cuatro años, el documental Un importante preestreno, de Santiago Calori (disponible en cine.ar play), reconstruía la historia de la cinefilia porteña con el eje puesto en la censura que rigió en el país entre 1969 y 1983. “Hemos prohibido ya 125 películas. Estoy muy satisfecho con esa tarea higiénica y, si me dejan unos…

Las películas prohibidas salen del clóset

Hace cuatro años, el documental Un importante preestreno, de Santiago Calori (disponible en cine.ar play), reconstruía la historia de la cinefilia porteña con el eje puesto en la censura que rigió en el país entre 1969 y 1983. “Hemos prohibido ya 125 películas. Estoy muy satisfecho con esa tarea higiénica y, si me dejan unos meses más, voy a llegar a las 200 películas, que son mi ideal prohibir en un año”, se lo escuchaba decir allí a Miguel Paulino Tato, el censor más recordado.

Como en Cinema Paradiso, cuando el proyectorista Alfredo de Philippe Noiret armaba un cortometraje con todas las escenas de los besos que habían sido cortados de las películas por orden del cura del pueblo, la Sala Lugones exhibirá -a partir del próximo jueves y hasta el 1ro de abril- dieciocho filmes censurados por el Ente de Calificación Cinematográfica.

Una tapa de la revista Primera Plana con el retrato de Ramiro de la Fuente, primer censor a cargo del Ente de Calificación Cinematográfica.

Newsletters Clarín

En primera fila del rock | Te acercamos historias de artistas y canciones que tenés que conocer.

Todos los jueves.

Recibir newsletter

Fundado durante la dictadura de Onganía, ese organismo funcionó hasta la asunción de Raúl Alfonsín, mutilando e impidiendo el estreno de centenares de películas. De ahí que el ciclo se llame El Ente: sexo prohibido.

La mayoría de los filmes que se verán son europeos, y muchos de ellos motivaron un fenómeno curioso, también recordado en Un importante preestreno: el de los viajes al Uruguay para ver películas que aquí estaban vedadas. El ciclo empieza el jueves con Persona, de Ingmar Bergman, que sufrió cortes en un diálogo en el que Bibi Andersson le cuenta a Liv Ullmann cuál fue su experiencia sexual más fuerte.

Escena de “Los demonios”, de Ken Russell, que se verá el domingo 17.

Sigue el viernes con Teorema, de Pier Paolo Pasolini, que en 1970 motivó una ley con el único fin de impedir su exhibición, porque el distribuidor había apelado la decisión del Ente y había obtenido un fallo judicial favorable. El fin de semana se verán Perfomance, de Nicolas Roeg y Donald Cammell, que jamás se estrenó en nuestro país, y Los demonios, de Ken Russell, exhibida con cortes durante el breve interregno en el que Octavio Getino fue interventor del Ente, en 1973.

La lista continúa con Más allá del valle de las muñecas, de Russ Meyer, que tampoco llegó a estrenarse, y un clásico nacional, el único filme argentino de la programación: Fuego, de Armando Bo, protagonizado por el propio Bo y, claro, la Coca Sarli.

Escena de “Fuego”, de Armando Bo, protagonizada por Isabel Sarli, que aquí aparece junto a Alba Mujica.

El ciclo también incluye El Decamerón, de Pasolini; Yo soy curiosa: amarillo, del sueco Vilgot Sjöman; Portero de noche, de Liliana Cavani; Sweet Movie, del serbio Dusan Makavejev (también inédita en la Argentina); Saló o los 120 días de Sodoma, de Pasolini; Vicios privados y públicas virtudes, del húngaro Miklós Jancsó (primera proyección en el país).

El Ente: sexo prohibido se completa con Preparen los pañuelos, de Bertrand Blier; Fellini-Satiricón; La naranja mecánica, de Stanley Kubrick; Último tango en París, de Bernardo Bertolucci; La gran comilona, de Marco Ferreri; y Cruising, de William Friedkin.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *