El contenido es el rey y la reina

Darío Turovelzky Diversos. Morir de amor, con Griselda Siciliani; Campanas en la noche (foto), con Calu Rivero; 100 días para enamorarse, con Nancy Dupláa y Carla Patarson; Minuto para ganar, con Marley. Todos, productos de Viacom que se emiten en la pantalla de Telefe pero que también buscan nuevas formas de difusión. Foto: cedoc Hay…

El contenido es el rey y la reina

Darío Turovelzky

Diversos. Morir de amor, con Griselda Siciliani; Campanas en la noche (foto), con Calu Rivero; 100 días para enamorarse, con Nancy Dupláa y Carla Patarson; Minuto para ganar, con Marley. Todos, productos de Viacom que se emiten en la pantalla de Telefe pero que también buscan nuevas formas de difusión. Foto: cedoc

Hay una frase célebre de Albert Einstein que afirma que “la imaginación es más importante que el conocimiento”. En la industria del entretenimiento, esa es una máxima que describe el desafío de nuestros equipos en la actualidad.

Desde los últimos años, la industria del entretenimiento y los medios se encuentran en un vertiginoso proceso de evolución que tiene como epicentro el mundo de los contenidos. Por eso, se han vuelto determinantes el rol de la creatividad, la capacidad de distribución y la adaptación en este proceso de transición. Las tecnologías disruptivas y las nuevas plataformas ofrecen variedad, pero sobre todo ofrecen ventanas de oportunidad. Si vemos el consumo de contenido en Latinoamérica, encontramos que el video por internet alcanzó al 75,4% del total de los usuarios de esta red en 2018. Y si buscamos el mismo dato en usuarios de smartphones, ese número alcanza un 61,6%.

En la multiplicación constante de las plataformas existe una notable oportunidad en la distribución de contenidos al mundo y, como en cualquier proceso de evolución, la clave es adaptarse con éxito. En este camino, el consumo de contenido crece constantemente, y en paralelo aumenta la necesidad de generar nuevos formatos de alta calidad y versatilidad.

Esa transformación plantea un verdadero desafío a la industria tradicional.

El objetivo del éxito es poder transitar este proceso con la mayor velocidad e inteligencia posible para ser referentes y líderes en un segmento cada vez más competitivo.

Pero para tener éxito, más que nunca es clave comprender cómo se comportan nuestras audiencias, entender sus preferencias y en consecuencia generar contenidos de su interés, adaptados según cada plataforma. Sin embargo, mientras la industria y el consumo de contenidos evolucionaron vertiginosamente, los modelos de medición todavía tienen camino para recorrer. Para que sea efectivo, el modelo de medición necesita contemplar estos cambios y llegar a todo el universo alcanzado con un mismo contenido, aunque en distintas plataformas.

En esta competencia global por el “REY-ting”, sin importar su origen, el cuidado de la propiedad intelectual es clave, como también lo es entender con detalle cada plataforma, su dinámica y sus audiencias.

Entonces, para liderar la industria en los próximos años se necesitarán tres cosas: el mejor contenido, una medición efectiva y los mejores talentos. Para que todo esto funcione en esta nueva era será clave también contar con una correcta gestión de las plataformas (windowing).

Los que seamos capaces de adaptarnos a tiempo y generar un entorno de equilibrio entre todos los actores tendremos las condiciones necesarias para liderar esta industria a nivel global.

Tenemos que comprender que las innovaciones llegan porque cambian las conductas, y viceversa. Por eso es tan importante estar siempre con la mente abierta, atentos, tomar riesgos, y cada acción que hagamos hacerla en colaboración.

Einstein también nos enseñó que “la creatividad es la inteligencia divirtiéndose”. Los invito a que, juntos, sigamos desafiando esta industria del entretenimiento.

*Vicepresidente senior de contenidos globales de Viacom.


Lo más visto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *