Imagen ilustrativa

Los “chalecos amarillos” iniciaron una marcha por el calles de París por décima séptima vez consecutiva para protestar contra las políticas económicas del presidente francés, Emmanuel Macron.

La protesta se realizaba bajo la consigna “Acto decisivo: no nos moverán” durante una acampada en los Campos de Marte, junto a la Torre Eiffe, informó Europa Press.

Vestidos con ropa fluorescente, los manifestantes protestaban al principio por el alza del precio de los combustibles, pero luego sus demandas se extendieron a otros reclamos sociales, incluida la renuncia del presidente Macron.

Este sábado se movilizaron, además, contra el Grand Débat (gran debate) impulsado por el presidente francés para introducir reformas políticas antes del 16 de marzo.

Los líderes de este movimiento tratan de recuperar la dinámica de esta protesta que cuando se inició en noviembre provocó manifestaciones en las que participaron alrededor de 282.000 personas.