Un fracaso carísimo: en dos años, PSG invirtió 455 millones de euros para conseguir la Champions

4 de agosto del 2017, Neymar se presenta en el PSG con el objetivo de conseguir la Champions League. Fuente: Reuters – Crédito: Christian Hartmann La historia del PSG vuelve a repetirse. Por tercer año consecutivo, el conjunto parisino se queda empantanado en los octavos de final de la Champions League. La Copa de Europa…

Un fracaso carísimo: en dos años, PSG invirtió 455 millones de euros para conseguir la Champions

4 de agosto del 2017, Neymar se presenta en el PSG con el objetivo de conseguir la Champions League. Fuente: Reuters – Crédito: Christian Hartmann

La historia del PSG vuelve a repetirse. Por tercer año consecutivo, el conjunto parisino se queda empantanado en los octavos de final de la Champions League. La Copa de Europa se ha transformado en una obsesión de su presidente, el qatarí Nasser Al-Khelaifi, desde el mismo momento en que tomó el club a fuerza de petrodólares, en 2012. Pensó (y sigue pensando) que puede conseguir la gloria europea a base de billetes. Pero no. Y los últimos tres fracasos así lo demuestran.

Según el portal transfermarkt.de, que compila las transferencias de futbolistas en todos los mercados, desde la derrota con Barcelona en los octavos de la Champions League de 2017 (luego de haber ganado el partido de ida en el Parque de los Príncipes por 4-0 cayó de manera estrepitosa en el Nou Camp por 6-1 y quedó eliminado), PSG invirtió 455 millones de dólares solo en transferencias de futbolistas. La cifra no tiene en cuenta los contratos que, en los casos puntuales de Gianluigi Buffon y Dani Alves (ambos llegaron a la capital francesa con el pase en su poder) son varias veces millonarios.

La presentación de Neymar en el PSG – Fuente: YouTube

06:00

Video

El podio entre las transferencias más caras lo ocupan el brasileño Neymar (222 millones de euros en 2017), el francés Kilian Mbappé (135 millones de euros) y el argentino Leandro Paredes (40 millones de euros). En total, PSG invirtió 238 millones de euros en la temporada 17/18 (luego de caer con Barcelona) y 217 millones de la misma moneda para la campaña actual (18/19). En el medio hubo un cambio de entrenador que tampoco salió barato: Thomas Tuchel dejó Dortmund y tomó el lugar que dejó el español Unai Emery, contratado por Arsenal de Inglaterra luego de la salida del francés Arséne Wenger.


Neymar rodeado de niños en su presentación en París Fuente: AP – Crédito: Kamil Zihnioglu

A los qataríes que manejan el club no les interesa que las finanzas se equilibren. De hecho, la balanza de transferencias muestra un rojo de 244,1 millones de euros en las últimas dos temporadas: entre 2017 y 2019 PSG compró por 455 millones de euros y vendió por apenas 210,9 millones de la moneda europea. Las dos ventas más importantes fueron el portugués Goncalo Guedes (40 millones de euros a Valencia) y el brasileño Lucas Moura (28,4 millones de euros a Tottenham).

El desfasaje entre ingresos y egresos, sumado a contradicciones a la hora de explicar contratos de patrocinio llevaron al PSG al banquillo de los acusados en la UEFA. Le abrieron un expediente por supuestos incumplimientos con los criterios de Juego Limpio Financiero (FFP, en inglés). El caso había sido cerrado en junio del año pasado, pero fue reabierto en octubre “para investigar más”. El modelo del negocio del PSG, que se basa en contrataciones (y contratos) estratosféricos sin justificación contable no le cierra a la UEFA.

El asunto parece no importarle a Al-Khelaifi, la máxima autoridad del club parisino. Pese a perder y quedar afuera del máximo torneo europeo, declaró que harán lo que el DT les indique. Hace casi siete años, apenas arribado a la Ciudad Luz, dio una entrevista a The Guardian en la que inmortalizó una frase: “Nosotros soñamos en grande”. Esos sueños, por ahora, no se hicieron realidad. Más allá de los millones invertidos.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *