“Ten years challenge K”: Cristina se reunió con Solá y hubo foto después de 10 años

No fue la primera reunión entre ambos y, por lo que se anticipa, no será la última. Sin embargo, el encuentro entre Cristina Fernández de Kirchner y Felipe Solá tuvo un condimento particular: después de más de una década, hubo foto conjunta. La última imagen de ellos juntos había sido en diciembre de 2007, cuando…

“Ten years challenge K”: Cristina se reunió con Solá y hubo foto después de 10 años

No fue la primera reunión entre ambos y, por lo que se anticipa, no será la última. Sin embargo, el encuentro entre Cristina Fernández de Kirchner y Felipe Solá tuvo un condimento particular: después de más de una década, hubo foto conjunta. La última imagen de ellos juntos había sido en diciembre de 2007, cuando él todavía era gobernador y ella estaba a días de asumir su primera presidencia.

El “ten years challenge” de Cristina con Solá se conoció ayer, pero tuvo lugar el lunes, en el departamento de la ex presidenta en el barrio de Recoleta, luego de su paso por los tribunales federales de Comodoro Py. El año pasado se encontró con su antiguo aliado en noviembre, después de varios contactos informales y conversaciones telefónicas.

La última foto de Cristina con Solá, el 7 de diciembre de 2007, en la asunción de Massa en Tigre.

Solá sostuvo en sus redes sociales que le pidió un encuentro a la ex presidenta “porque es la dirigente de la oposición con mayor peso político electoral”. En un guiño de cara a la unidad del peronismo, pero también de otros sectores opositores, señaló que es necesario “decirle a la sociedad cuál es la agenda de la unidad”.

En el kirchnerismo entienden que la foto de Solá con Cristina tiene una importancia clave porque marca que para discutir quién es el mejor candidato de la oposición, se debe discutir dentro de ese espacio y no en otro.

Pero el “ten years challenge” de Cristina no incluye sólo a Solá. Hace exactamente un año retomó el diálogo con su antiguo jefe de Gabinete, Alberto Fernández, con quien también estuvo distanciada una década, luego de que estallara el conflicto con el campo, en 2008. Ahora, Fernández es de los hombres de mayor diálogo con Cristina.

Alberto Fernández es uno de los hombres más cercano a la ex presidenta.

Cristina también busca retomar el diálogo con sectores con los que se distanció en los últimos años. El caso del ex jefe de la CGT, Hugo Moyano, es otro de los más simbólicos: el diálogo entre ellos estaba roto desde 2013 y en agosto pasado coincidieron en un encuentro donde hubo foto. En octubre, cuando parecía que Pablo Moyano estaba cerca de quedar detenido, Cristina lo recibió en su despacho. Ahora, el líder Camionero no duda al responder que “votaría a Cristina” en las elecciones de 2019.

Algo similar ocurrió con el Movimiento Evita, que se desmarcó de la ex presidenta en 2017, cuando respaldaron la candidatura a senador de Florencio Randazzo. El año pasado Cristina recibió en el Instituto Patria a los líderes del Evita, Emilio Pérsico, Fernando “Chino” Navarro y Leonardo Grosso, con quienes limó algunas asperezas y acordaron trabajar en conjunto. Luego de ese encuentro llegó la primera reunión con Solá.

Cristina junto a Hugo Moyano, en agosto del año pasado.

Ahora, confían a BigBang cerca de la ex presidenta, uno de los objetivos es acercar nuevamente al espacio a Randazzo. Insisten en que Cristina está “más receptiva” y que el acuerdo hacia la unidad ya dio pasos muy significativos. En el “ten years challenge” político hay un actor clave que, si bien no tuvo encuentro, sí tuvo varias conversaciones telefónicas con Cristina: el ex presidente Eduardo Duhalde. Hace poco, aseguró: “Si tuve problemas con Cristina ya me los olvidé”.

Juan Grabois es otro de los dirigentes de diálogo cercano a Cristina.
Cristina, junto a Adolfo Pérez Esquivel y Eduardo Valdés.

Cristina además se acercó a dirigentes que fueron críticos de su gestión. Uno de ellos es Juan Grabois, el líder de la CTEP, uno de los movimientos sociales más críticos de la gestión de Mauricio Macri que, a su vez, mantiene diálogo con algunos funcionarios del Gobierno. En 2018 Grabois la acompañó varias veces a Comodoro Py, y este lunes le envió un mensaje desde el Vaticano. Algo similar ocurrió con Adolfo Pérez Esquivel, el Premio Nobel de la Paz que había sido muy crítico de Cristina y con quien hace algunas semanas se reencontraron en el Patria.

  • Unidad y reencuentros
  • peronismo
  • kirchnerismo
  • Movimiento Evita

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *