Más polémica con la Superliga: denuncian irregularidades en la licitación para televisar los partidos al exterior

En medio de la puja con la mayoría de los clubes, que buscan volver a estar bajo la órbita de la AFA, la Superliga vive por estos días una nueva polémica, que incluso podría llegar a convertirse en un escándalo. El problema en cuestión está relacionado con la transmisión de los partidos de la primera…

Más polémica con la Superliga: denuncian irregularidades en la licitación para televisar los partidos al exterior

En medio de la puja con la mayoría de los clubes, que buscan volver a estar bajo la órbita de la AFA, la Superliga vive por estos días una nueva polémica, que incluso podría llegar a convertirse en un escándalo. El problema en cuestión está relacionado con la transmisión de los partidos de la primera división del fútbol argentino en el exterior.

La Superliga abrió el pasado 18 de diciembre una licitación ya que el actual contrato (en manos de Torneos y Competencias) vence el 30 de junio. La apertura de los sobres está previsto para el próximo lunes 20, y a pocos días, trascendieron fuertes sospechas de que existe un proceso direccionado para permitir que la ganadora sea una empresa “tapada”.

El pliego de bases y condiciones, que consta de 45 páginas, habla de un “proyecto para la implementación de un modelo transformacional de comercialización integral de los derechos de la Superliga profesional del fútbol argentino asociación civil, creación y gestión de un esquema de comercialización independiente”.

Sin embargo, una vez conocido el pliego, aparecieron ciertas irregularidades que podrían favorecer a una compañía, y que fueron denunciados por uno de los sectores interesados en hacerse con los derechos. Es que en la página 10 del pliego existe un ítem denominado “Iniciante”para la garantía de mantenimiento que corresponde a la empresa Argentina Sports Rights Management LLC.

Mirá también

Según la denuncia, esta compañía tiene la potestad de igualar una oferta 20% superior y, si aun así pierde, el que gana tiene que pagarle 500 mil dólares como una especie de resarcimiento.

Las dudas crecen al analizar el origen de la empresa: según su página web, fue fundada por Fanatiz.com y 1190 Sport. La primera tiene base en Miami, pero no hay registros de actividad previa (según las fuentes), aunque en su sitio asegure que “en la estructura de propiedad participa un importante Fondo de Inversión americano que maneja activos por más U$S 3.000 millones y entre los que se cuenta un importante equipo de fútbol de la primera división de España”.

Otro de los cuestionamientos al proceso de licitación es el escaso tiempo (apenas un mes) para presentar un proyecto sustentable de asociación, marketing y producción, lo que eleva la sospecha de que ya lo tenga cerrado la empresa “iniciadora”.

Mirá también

“Piden que se explique en tan sólo un mes como se va a comercializar la Superliga en todo el mundo, quienes van a ser los socios en cada país y muchos otros datos imposible organizar en 30 días”, advierten fuentes cercanas a la negociación.

Por si fuera poco, la compulsa no será ganada por la empresa que presente la mejor propuesta sino que es potestad de la Superliga elegir quién se hará cargo de la transmisión de los encuentro al exterior, y hasta tiene la potestad para cambiar los términos del contrato y exigir cosas que no estaban en el pliego.

Así, en medio de un escenario de escasez económica por la situación del país y de enfrentamiento con la mayoría de los clubes por la organización del torneo, la Superliga está a las puertas de lo que puede ser un escándalo mayor. Todo se sabrá el próximo lunes, cuando finalmente se abran los sobres y se eche luz sobre una cuestión que, hasta ahora, se manejaba en penumbras.

JPE

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *